Sociedad

Sinaloa rechaza manifestaciones
a favor del "Chapo"

El gobierno del estado encabezado por Mario López Valdés dijo que respeta la libre manifestación, siempre y cuando no avalen conductas antisociales y fuera de la ley, pues deterioran la imagen de la entidad y contribuye a formarse una idea falsa de lo que es Sinaloa y sus habitantes.
Redacción
27 febrero 2014 11:4 Última actualización 27 febrero 2014 11:13
Marcha en apoyo al "Chapo"

La marcha que se realizó este miércoles en Culiacán. (Reuters/Archivo)

CULIACÁN.- El gobierno de Sinaloa, a través de un comunicado, rechazó la manifestación que se realizó este miércoles en la capital del estado, para apoyar al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

El documento señala que el gobierno del estado rechaza toda manifestación social que vaya en contra de las acciones de la ley, obstaculizando vías de comunicación, además de cometer faltas al Bando de Policía y Buen Gobierno.

Asimismo, hizo un llamado al respeto de las acciones que vienen realizando las instituciones “y se confíe plenamente en el Sistema Judicial Mexicano”.

La manifestación de este miércoles, reunió a jóvenes y adultos, que con pancartas solicitaban la liberación de “El Chapo”, además de la no extradición hacia los Estados Unidos, país que lo reclama para que responda por diversos delitos relacionados con el narcotráfico.

En este sentido, el comunicado indica que el Estado respeta la libre manifestación “siempre y cuando éstas no impliquen la comisión de un delito, la afectación de terceros, o el aval de conductas antisociales y fuera de la ley, ya que dichas acciones deterioran no sólo la imagen de la entidad, también contribuyen a formarse una idea falsa de lo que es Sinaloa y sus habitantes”.

De igual forma hizo un llamado a los sinaloenses a ponderar los valores morales, éticos y cívicos “que nos distinguen como gente de trabajo, con capacidad, y un potencial de desarrollo para aportar a México lo mejor de nosotros mismos”.

Finalmente hace un reconocimiento a las autoridades de los tres niveles de gobierno, instituciones y organismos sociales, por rescatar los espacios públicos y “garantizar que no se envenene a nuestros niños y jóvenes, ni se promuevan subculturas”.