Sociedad

Sección 147 repudia a Gómez Urrutia como líder del gremio minero

Los obreros adheridos a la sección 147 rechazan al exonerado líder del Sindicato Minero porque no olvidan las afectaciones económicas que sufrieron durante su liderazgo, dijo el vocero oficial del grupo.
Magda Guardiola / Corresponsal
08 septiembre 2014 13:53 Última actualización 08 septiembre 2014 16:21
minería

Además de la cuenta pendiente por 55 millones de dólares que tiene con la sección 147, hace algunos años en Monclova fue señalado por trabajadores de la misma sección que lo acusaban de desviar entre 16 y 17 millones de pesos. (Cuartoscuro/Archivo)

SALTILLO, Coahuila.- Para los trabajadores adheridos a la sección 147 del Sindicato Minero, el regreso de Napoleón Gómez Urrutia, pese a su exhoneración, no cambian su postura de líder depuesto.

Miguel Medina Ramos, vocero oficial del grupo, dijo que los obreros adheridos a esta sección no olvidan las afectaciones económicas de las que fueron objeto durante el liderazgo de Napoleón Gómez Urrutia, cuando los descuentos por cuotas sindicales eran la constante semanal en sus pagos.

"Haciendo una remembranza corta de cuando llegó Napoleón, los trabajadores con molestia lo recuerdan, porque era puro rebaje, pura lesión al bolsillo del trabajador, se pueden enumerar muchos casos: el seguro minero, el aumento a 1.5 que va parar allá, un día de salario, cierta cantidad de la prohuelga", informó el representante de los mineros inconformes.


Además de la cuenta pendiente por 55 millones de dólares que tiene con la sección 147, indicó que hace algunos años también en Monclova fue señalado por trabajadores de la misma sección que lo acusaban de desviar entre 16 y 17 millones de pesos, que supuestamente serían destinados a repartir entre los trabajadores por una revisión contractual, pero que nunca llegaron a los obreros.

"Sí hubo un proceso donde una persona pagó en un tiempo con cárcel y una fianza, pero Napoleón como no estaba aquí nunca fue detenido y esa cuenta aún está pendiente".

Por lo anterior, los obreros adheridos mantienen su repudio al recién exonerado líder del Sindicato Minero y aunque no han dejado de formar parte del Sindicato Minero, mantienen su distancia del Comité Ejecutivo Nacional, porque, dice Medina Ramos, le deben respeto a la institución.