Sociedad

Mondragón deja pendientes

Expertos, analistas y políticos coinciden en que la salida de Manuel Mondragón del Consejo Nacional de Seguridad deja menos logros y más pendientes, entre ellos erradicar la corrupción al interior de la Policía Federal.
Rivelino Rueda, Angelle Hernández, Víctor Chávez y Sandra Marina
17 marzo 2014 23:6 Última actualización 18 marzo 2014 5:0
Etiquetas
Mondragón y Kalb (Cuartoscuro)

La salida de Mondragón y Kalb no fue tomada como sorpresiva. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La renuncia con carácter de irrevocable que Manuel Mondragón y Kalb presentó como titular del Consejo Nacional de Seguridad (CNS) no fue tomada como sorpresiva por parte de expertos y analistas, quienes afirman que era previsible.

Lo que más llamó la atención es que la salida del doctor se haya dado antes de que entrara formalmente en operaciones la Gendarmería Nacional, un proyecto liderado por él .

Para Jorge Torres, experto en seguridad nacional, el presidente Peña Nieto está privilegiando la estrategia de inteligencia en el combate al crimen y es un movimiento que fortalecerá a su gobierno.

El autor del libro “Cisen, auge y decadencia del espionaje mexicano” puntualiza que Manuel Mondragón todavía deja un gran pendiente al interior de la Policía Federal (PF), que es la corrupción. El especialista de origen israelí, Guy Ben Nun, opinó que la renuncia del doctor Mondragón se percibe más por cuestiones políticas y la falta de libertad para trabajar, que por la búsqueda de una nueva una estrategia de seguridad.

El cambio representa una mínima parte de lo que se debe hacer a nivel federal ante la ola de violencia en el país. Y para muestra basta el estado de México”, dijo Ben Nun.

El senador Omar Fayad, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara Alta, aseguró que la salida de Mondragón y Kalb “no tiene nada que ver con ineficiencias o deficiencias, es una decisión personalísima que respetamos”.

En tanto, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, el panista Guillermo Anaya, afirmó que “era de esperarse la salida de Mondragón, porque no se cumplieron las expectativas que se habían puesto en él. ¡El DF no es el país!”.

José Ángel Ávila Pérez, exsecretario de Gobierno del DF y excompañero de trabajo de Manuel Mondragón, aseveró que éste “deja más pendientes que logros” aunque reconoció que el Comisionado avanzó en la desaparición de la Secretaria de Seguridad Pública, la creación de la Gendarmería e impulsó la coordinación federal con las instancias estatales y municipales.