Sociedad

Se confronta IP y Congreso de Coahuila por desaparecidos

La Ley para la Declaración de Ausencia por Desaparición de Personas, recién aprobada por el Congreso de Coahuila, obliga a las empresas a pagar el salario de esa personas, lo cual ha generado molestia por parte del empresariado.
Magda Guardiola / correponsal
24 julio 2014 14:52 Última actualización 24 julio 2014 14:52
Congreso de Coahuila (Cuartoscuro)

La Ley para la Declaración de Ausencia por Desaparición de Personas, recién fue aprobada por el Congreso de Coahuila. (Cuartoscuro)

SALTILLO.- La Cámara de Comercio de Saltillo se opone a adjudicarse la obligación de pagar el sueldo de una persona desaparecida, como lo contempla la Ley para la Declaración de Ausencia por Desaparición de Personas recién aprobada en la entidad; Ricardo López, coordinador de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales respondió que si se sienten agraviados, recurran al amparo.

Completamente inoperante calificó la Cámara de Comercio de Saltillo la obligación que les demanda la Ley para la Declaración de Ausencia por Desaparición de Personas, la cual les obliga a pagar el sueldo de una persona desaparecida.

César Valdés Ramos, gerente de Canaco Saltillo aseveró que “los diputados locales no pueden transgredir, intervenir, en la operación de una empresa”, porque si un trabajador desaparece, la empresa deberá contratar a una persona que sustituya a la ausente, lo que implica duplicar costos y una mayor afectación para la empresa.

La ley aprobada por el Congreso del Estado, tendrá que ser validada por el Congreso de la Unión, es decir que aún hay que esperar si se concreta.

La confrontación ha subido de tono; mientras la CANACO amaga con hacer una contra propuesta donde los empresarios no paguen impuestos hasta que su trabajador desaparecido sea localizado, la coordinación de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso de Coahuila a cargo del diputado Ricardo López Campos, minimiza la reacción y dice a los empresarios que se si sienten agraviados recurran al amparo.