Sociedad

Relevarían a policías paristas en Acapulco

Trascendió que llegaría al puerto, un comisionado especial, por lo que sería removido el actual secretario de Seguridad Pública municipal y se consideraría a los policías que aprobaron los exámenes de confianza.
Enrique Villagómez/Corresponsal
22 abril 2014 12:44 Última actualización 22 abril 2014 13:15
Etiquetas
Paro policías Acapulco (Enrique Villagómez)

Este lunes por cuarto día consecutivo, dos mil 500 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en Acapulco se mantuvieron en paro laboral. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO. La versión de que se prepara una limpia de policías que mantienen un paro laboral desde hace cinco días en Acapulco tomó fuerza luego de que este lunes por la noche el alcalde Luis Walton Aburto se reunió con integrantes del Consejo de Seguridad Nacional (CSN), Ejército Mexicano y Marina Armada de México.

Aunque dicho encuentro tuvo el carácter de privado, una fuente consultada por El Financiero reveló que durante la reunión se abordó el tema de relevar a los policías que se mantienen en protesta, así como la llegada de un comisionado especial para asumir las funciones de “mando único” con el respaldo de elementos federales, tal y como sucedió recientemente en Chilpancingo.

La fuente indicó que con este enroque, el actual Secretario de Seguridad Pública Municipal Alfredo Álvarez Valenzuela sería removido de su cargo y se consideraría trabajar con los policías municipales que aprobaron los exámenes de control y confianza.

Se espera que este martes, el alcalde Luis Walton Aburto confirme esta versión sobre la llegada del mando único a la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco, luego de que el mismo señaló en entrevista con medios de comunicación que su gobierno comenzaría a “aplicarles la ley a los policías paristas”.

Este martes se cumplieron cinco días del paro laboral que mantienen unos dos mil 500 elementos de las diferentes corporaciones que integran la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil (SSPyPC) en Acapulco, para exigir mejoras laborales como aumento salarial, seguro de vida y uniformes, pero sobre todo la destitución del titular de la dependencia, Alfredo Álvarez Valenzuela, a quien califican como déspota y arbitrario.