Sociedad

Relatora de la ONU analizará rezagos que padecen las mexicanas

Rashida Manjoo, Relatora Especial sobre la Violencia contra la Mujer de la Organización de las Naciones Unidas acudirá a nuestro país de manera no oficial este miércoles y jueves para conocer los rezagos que padecen las mujeres.
Sandra Marina
08 julio 2014 18:22 Última actualización 08 julio 2014 18:23
Comunidades indígenas

La mayoría de estas comunidades carecen de servicios esenciales como seguridad, salud y educación. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Este 9 y 10 de julio, Rashida Manjoo, Relatora Especial sobre la Violencia contra la Mujer de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), visitará nuestro país, de manera no oficial, para conocer los rezagos en materia de violencia contra las mujeres en México.

En esta ocasión, la Relatora será recibida por Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) feministas, de derechos humanos, defensoras de derechos humanos y mujeres sobrevivientes de violencia, quienes darán a conocer su trabajo realizado y los rezagos en materia de violencia contra las mujeres que existen en nuestro país, a ocho años de publicado el informe sobre derechos humanos de las mujeres en México.

Organizaciones de la sociedad civil detallaron que Rashida Manjoo regresa "en un contexto de incremento de la violencia contra las mujeres", en compañía de Alda Facio, experta del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre la discriminación contra la Mujer en la legislación y en la práctica.

Destacaron que tras la publicación del informe “Integración de los Derechos Humanos de la Mujer y la Perspectiva de Género: la violencia contra la mujer. Misión a México” - el 13 de enero del 2006-, el Gobierno Mexicano debió resolver las recomendaciones de la Relatora de la ONU, sin embargo afirmaron que, a ocho años, no han sido asumidas en su totalidad.

Si bien reconocen que han sido adoptadas algunas reformas en materia legislativa, "éstas no han redundado en cambios estructurales, tanto a nivel de prevención como de investigación y sanción, a favor de los derechos humanos de las mujeres y el acceso a una vida libre de violencia.

Ejemplo de ello es el incremento de la violencia contra las mujeres... sectores específicos como son las mujeres indígenas, refugiadas, migrantes, campesinas, privadas de su libertad, niñas, con discapacidad, adultas mayores, desplazadas, siguen siendo las más afectadas, situación que se agrava respecto de las mujeres que viven en condiciones de pobreza".

Asimismo subrayaron las agresiones y criminalización del trabajo de las defensoras de derechos humanos y las mujeres periodistas a través de ataques directos, campañas de difamación y uso excesivo de la fuerza policial en su contra.