Sociedad

Mexicanos, conscientes de la problemática del trabajo infantil

De acuerdo a un sondeo, sólo 2.6 por ciento de los 800 mexicanos encuestados considera que los menores reciben buenos sueldos por su trabajo, mientras que la percepción del 15 por ciento de la gente es que ni siquiera reciben un pago.
Notimex
27 julio 2014 10:28 Última actualización 27 julio 2014 11:42
Niños trabajando. (Cuartoscuro/Archivo)

Datos del Inegi revelan en 2011 había cerca de tres millones de niños y niñas de entre cinco y 17 años trabajando. (Cuartoscuro/Archivo)

que CIUDAD DE MÉXICO.- El trabajo infantil es un problema grave a nivel mundial, y si bien casi 80 por ciento de la población mexicana tiene la percepción de que los menores de edad que trabajan son explotados o mal pagados, desconocen la profundidad del problema, según una encuesta Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

De acuerdo con la casa encuestadora sólo 2.6 por ciento de los 800 encuestados considera que los menores reciben buenos sueldos por su trabajo, mientras que la percepción del 15 por ciento de la gente es que ni siquiera reciben un pago.

Esta última cifra se queda corta ante los datos oficiales, pues de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2011 había cerca de tres millones de niños y niñas de entre cinco y 17 años trabajando, y 44.1 por ciento de ellos no recibía un sueldo.

Más de la mitad de los consultados telefónicamente por GCE señaló que el combate a la explotación laboral de menores es deficiente, 28 por ciento refiere que “se combate poco” y el resto dice que “no se hace nada para evitar el problema social”.

En menor proporción, sólo tres de cada diez tienen idea de que se hace mucho por impedir que los menores sean explotados laboralmente y 11 perciben que “algo se hace”.

Las personas encuestadas también tienen la percepción de que las calles, súper mercados, pequeños comercios, fábricas, y el campo son los principales lugares donde se emplea a los niños.

Además 30 por ciento de los encuestados piensa que lo más común es que los menores trabajen como cerillos (empacadores) en los súper mercados y apenas dos por ciento cree que lo más común es que trabajen como empleados domésticos.

En realidad, de acuerdo con el Inegi 4.1 por ciento de los menores trabajadores se dedica a servicios domésticos y la mayoría (ocho de cada 10) son niñas.

Respecto a la edad en la que se debería comenzar a trabajar, 33 por ciento de las personas encuestadas por GCE refirieron que entre los 15 y 19 años; 24 por ciento entre los 20 y 24; y para cinco por ciento, el trabajo debe iniciar a partir de los 24 años.

Sin embargo la Ley Federal del Trabajo, prohibe el trabajo de los menores de 14 años y a partir de esa edad y hasta los 17 años es permitido en circunstancias específicas.