Sociedad

Recuperación pronta del DF, finalidad de nueva Ley de Protección Civil

La diputada local Gabriela Salido, presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, destacó que la nueva Ley publicada este jueves busca que la ciudad pueda recuperarse en su infraestructura como en sus habitantes, de manera veloz ante un desastre. 
Rafael Montes
27 noviembre 2014 15:22 Última actualización 27 noviembre 2014 15:43
Centenares de personas salieron a las calles tras el sismo de 6. 6 grados Richter que se registró hoy al mediodía. (Cuartoscuro)

Centenares de personas salieron a las calles tras el sismo de 6. 6 grados Richter que se registró hoy al mediodía. (Cuartoscuro)

La nueva Ley del Sistema de Protección Civil del Distrito Federal busca profesionalizar al personal de las delegaciones de las áreas de protección civil y brindarles seguridad social; preparar a la ciudad de México para que pueda recuperarse rápidamente de algún siniestro y facilitar a los ciudadanos información del Atlas de Riesgo del DF para que puedan colaborar en su autoprotección y prevención.

Así lo explicó la diputada local Gabriela Salido, presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, en entrevista con EL FINANCIERO, después de que este jueves fue publicada en la Gaceta Oficial del gobierno capitalino esta nueva ley que sustituye a la anterior, publicada en el año de 2011.

La legisladora explicó que la nueva Ley del Sistema de Protección Civil del DF, aprobada en el órgano legislativo en agosto pasado, se homologa con la Ley General de Protección Civil, con lo que el DF se convierte en el quinto estado del país que empareja su normatividad en la materia con la disposición federal.

Sin embargo, dijo que es necesario que el jefe de Gobierno del DF emita la reglamentación de la ley en los tiempos establecidos para que tenga verdadera efectividad.

Dijo que en la nueva ley, que tomó año y medio trabajar en ella, se incorporaron medidas para que la ciudad sea resiliente, es decir, que pueda reponerse de alguna emergencia, tanto en su infraestructura como en sus habitantes, de manera veloz.

En la nueva ley se agrega el concepto de resiliencia, que significa “la capacidad de un individuo, familia, comunidad, sociedad y/o sistema potencialmente expuestos a un peligro o riesgo para resistir, asimilar, adaptarse y recuperarse del impacto y efectos de un fenómeno perturbador en un corto plazo y de manera eficiente, a través de la preservación y restauración de sus estructuras básicas y funcionales”.

“Lo que estamos buscando es generar condiciones no sólo de prevención y atención en caso de desastres, sino ya también trabajar en todo el marco completo para que la ciudad esté en posibilidades de regresar a su vida normal después de un incidente mayor, no sólo en términos de infraestructura, sino también en términos de personas”, dijo.

Agregó que “la afectación que puede tener un individuo después de haber sufrido todo lo que implica un desastre conlleva atención necesaria tanto al que sufre como víctima como aquel personaje que atiende”.

Además, especificó que lo que busca la nueva ley es profesionalizar el perfil del personal delegacional que atiende emergencias y al mismo tiempo, generarles condiciones laborales más estables y con prestaciones como la seguridad social, que en la actualidad no es una realidad.

“Ya se está pidiendo un nivel de estudios mínimo y se está conformando el Centro de Formación que, aunque ya existía en la ley anterior, (ahora) estamos dándole las condiciones para que la Secretaría (de Protección Civil) pueda echarlo a andar y se trabaje en la profesionalización de todos los elementos que se dedican a la protección civil”, informó la diputada.

Por otro lado, la ley establece que la Secretaría de Protección Civil deberá hace una clasificación de la información que contiene el Atlas de Riesgo de la ciudad para que haya datos que sí puedan ser accesibles a los ciudadanos, pues actualmente el documento está restringido, y se proteja lo que verdaderamente debe ser restringido, como lo relativo a instalaciones estratégicas.

Finalmente, dijo Salido, se obliga a que las dependencias que asignan cierto presupuesto a áreas de Protección Civil en algún ejercicio, al siguiente no se les retiren esos recursos y se mantengan para el mismo objetivo.