Sociedad

Rectificar y rectificar, el sello de la administración de Miguel Mancera

Suma al menos nueve claudicaciones; la última, el “Hoy No Circula”; la campaña de pecho materno y la Ley Seca en Semana Santa, son otras reconsideraciones.
Rafael Montes
24 junio 2014 21:11 Última actualización 25 junio 2014 5:0
Mancera CUARTOSCURO

Ya sea por las inconformidades, protestas o críticas, el jefe de Gobierno ha tenido que dar marcha atrás. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La gestión de Miguel Ángel Mancera al frente del gobierno del Distrito Federal se ha caracterizado por las rectificaciones de las decisiones, anuncios y declaraciones oficiales que han ocasionado polémica y han generado protestas y críticas de diferentes sectores.

En los primeros 18 meses de la administración de Mancera, al menos nueve anuncios del gobierno capitalino han tenido que ser corregidos o “precisados” .

El más reciente es el caso de las nuevas disposiciones al programa “Hoy No Circula”, anunciadas el pasado miércoles 18 de junio, que impedían circular todos los sábados a los automóviles de más de 15 años de antigüedad.

Sin embargo, después de las protestas de automovilistas que ese anuncio ocasionó, el gobierno de Mancera suavizó las reglas y condicionó la permisibilidad de circular sólo dos sábados de cada mes a que, de acuerdo con las mediciones en el procedimiento de verificación vehicular obligatorio, comprueben que esos autos no emiten más de los contaminantes permitidos.

En mayo, la campaña propagandística para promover la lactancia materna entre las mujeres capitalinas “No le des la espalda, dale pecho”, también mereció la rectificación del gobierno del Distrito Federal, pues generó una serie de críticas por las imágenes presentadas, de mujeres con el torso descubierto, pues se consideraron sexistas y con un alto contenido erótico, lo que no correspondía con la intención original de alimentar con leche materna a los bebés.

El secretario de Salud del DF, Armando Ahued, tuvo que reconocer que la campaña fue polémica y descuidada, por la que incluso se abrió una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del DF. Ahued anunció que se lanzará otra con imágenes distintas y “bien cuidadas” y un lema diferente.

En la pasada Semana Santa, en el mes de abril, Miguel Mancera, en conjunto con los jefes delegacionales de la mitad de las demarcaciones políticas, decidió aplicar la Ley Seca en ocho delegaciones durante los días “santos”. Era una disposición inédita en la capital.

La medida fue duramente criticada por el sector empresarial y el mandatario tuvo que relajar las reglas y ajustar la prohibición sólo a la venta de bebidas alcohólicas para llevar; es decir, se permitió consumir alcohol, con alimentos, al interior de los restaurantes.

Otras situaciones que han tenido que ser modificadas son: los fondos federales no comprobados en la Línea 12 del Metro; las aportaciones de vecinos de Polanco para la rehabilitación de Masaryk; la posibilidad de una “tarifa diferenciada” para quien no pueda pagar la nueva tarifa del Metro y la supuesta seguridad que solicitaba Andrés Manuel López Obrador para un mitin en el zócalo, que el tabasqueño desmintió.