Sociedad

Ramírez crea nube de humo por incompetencia ante crimen: PAN 

Luis Miguel Ramírez Romero, diputado federal del PAN por Morelos, pidió al gobernador Graco Ramirez aclarar sus comentarios sobre que al inicio de su gestión la entidad era un "narcoestado". 
Víctor Chávez
10 diciembre 2014 18:57 Última actualización 10 diciembre 2014 18:57
Inicia en Morelos el Foro Internacional Alternativas Verdes

El mandatario morelense Graco Ramírez afirmó que el desafío al Estado de Derecho tiene como respuesta la unidad de todas y todos. (INSERCIÓN PAGADA)

CIUDAD DE MÉXICO.- El diputado federal del Partido Acción Nacional por Morelos, Luis Miguel Ramírez Romero, respondió a las acusaciones del gobernador de esa entidad, Graco Ramírez Garrido Abreu, del PRD, quien afirmó que la entidad era un “narcoestado” al inicio de su administración y llamó al mandatario estatal a "que aclare por qué no realizó la denuncia correspondiente".

Graco Ramírez afirmó que en 2012, cuando inició su mandato, que Morelos era un “narcoestado” donde las autoridades civiles se entrelazaban con los grupos y cárteles de la delincuencia organizada.

El estado fue gobernado durante 12 años por el PAN con Sergio Estrada Cajigal (2000-2006) y por Marco Antonio Adame Castillo (2006-2012).

El legislador por Morelos consideró que las declaraciones del mandatario perredista deben sustentarse en pruebas y acudir ante las instancias adecuadas, como la Procuraduría General de la República (PGR), ya que de no hacerlo se convierte en cómplice.

“Lo que más bien está pasando, es que el gobernador quiere hacer una nube de humo… Lo que verdaderamente existe es una incompetencia, de parte de él y de su gobierno, ante la delincuencia que cada vez más inunda el estado”, indicó.

Enfatizó que Morelos sigue ubicándose en los primeros niveles de delincuencia por narcotráfico, narcomenudeo, extorsión, cobro de uso de piso y se han incrementando los secuestros.

Ramírez Romero también resaltó la necesidad de que el mandatario estatal explique si “los señores Abarca (el ex edil de Iguala y su esposa) no se refugiaron en Morelos y no los resguardó el estado”.