Sociedad

Profesores y normalistas paralizan comercios en Acapulco con amenazas

Ante las amenazas que recibieron por parte de profesores y normalistas para que cerraran o de lo contrario habría saqueos, comercios bajaron cortinas y tras 2 horas, decidieron reabrir, manteniendo personal de guardia en los accesos para alertar cualquier posible presencia de los maestros o los normalistas.
Enrique Villagómez/Corresponsal
01 diciembre 2014 14:23 Última actualización 01 diciembre 2014 14:29
Tiendas Acapulco

Tiendas de autoservicio en Acapulco cerraron tras la amenazas de la CETEG de realizar saqueos. (Especial)

ACAPULCO. Profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) y normalistas de Ayotzinapa, paralizaron durante dos horas diversos establecimientos comerciales en la zona turística de Acapulco, como parte de sus acciones para exigir la presentación con vida de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala de la Independencia.

Alrededor de las diez de la mañana de este lunes, diversos grupos de presuntos estudiantes normalistas y profesores cetegistas que portaban capuchas, se presentaron en diferentes tiendas departamentales como Salinas y Rocha, Coppel y Elektra, así como en comercios de autoservicio como Walmart, Soriana, Chedraui, Comercial Mexicana y Aurrera, para advertirle a los encargados que cerraran las tiendas o de lo contrario serian saqueadas.

Ante el temor de sufrir acciones vandálicas, los encargados de esos establecimientos comerciales optaron por desalojar a la clientela y cerraron las puertas, además de pedir a su personal que se mantuvieran alertan con extinguidores para sofocar cualquier conato de incendio que pudiera presentarse.

Sin embargo y luego de dos horas de espera, los negocios comenzaron a reabrir sus puertas al público manteniendo personal de guardia en los accesos para alertar cualquier posible presencia de los maestros o los normalistas, lo cual finalmente no aconteció hasta las 14:00 hrs.

Otros negocios que también fueron cerrados temporalmente fueron las diferentes sucursales bancarias asentadas a lo largo de la costera Miguel Alemán, así como los centros comerciales Galerías Diana y Galerías Plaza, los cuales también reabrieron sus puertas a los usuarios luego de reconfirmar que no había peligro para sus instalaciones.

Sin embargo, la caseta de cobro de la Autopista del Sol que se ubica en el acceso al puerto de Acapulco, fue tomada desde muy temprano por un centenar de jóvenes encapuchados que se identificaron como miembros del Movimiento Popular Guerrerense (MPG), los cuales asumieron el cobro del peaje en ese lugar para reunir fondos en apoyo al movimiento de los normalistas de Ayotzinapa, según dijeron.