Sociedad

Profesores e instancias de seguridad logran acuerdo para escuelas de Acapulco

En la reunión que se realizó en una secundaria de este puerto turístico se acordó no imponer sanciones administrativas, instalación de cámaras en los alrededores de las escuelas, la construcción de bardas perimetrales y un teléfono con identificados de llamadas en cada plantel. 
Rosario García Orozco/Corresponsal
14 enero 2015 12:52 Última actualización 14 enero 2015 12:52
Aula de cómputo. (Cuartoscuro/Archivo)

Tecnología

ACAPULCO. Luego que más de 200 maestros del puerto de Acapulco marcharan para exigir seguridad en sus escuelas, el gobierno del Estado, Policía Federal, Gendarmería y el Ejército mexicano acordaron acciones para salvaguardar la integridad de los docentes, estudiantes y padres de familia.

El encuentro se llevó a cabo en el auditorio de la Escuela Secundaria Técnica número 1 de ese puerto, con la asistencia del secretario general de Gobierno, David Cienfuegos Salgado; del titular de la Secretaria de Educación, Salvador Martínez della Roca; del secretario de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes y del fiscal general del Estado, Miguel Ángel Godínez Muñoz.

En la reunión, los docentes de los diversos planteles de prescolar, primaria y secundaria, explicaron la crítica situación de seguridad que los afecta, por lo que no han reanudado las labores desde la semana pasada, como lo establece el calendario de la Secretaría de Educación Pública.

Ante la petición de los profesores, el secretario de Educación en Guerrero, Salvador Martínez della Roca puntualizó que no se impondrán actas administrativas a docentes que falten a clases al considerar que no hay condiciones de seguridad. “Primero se les deben garantizar las condiciones laborales a los maestros”, reconoció.

Además, Martínez della Roca enumeró las acciones a aplicar de inmediato, como la instalación de cámaras en calles y avenidas de Ciudad Renacimiento, la construcción de bardas perimetrales en escuelas que lo requieran y un teléfono con identificador de llamadas en cada plantel.

Precisó que se está gestionando ante la SEP un plan de reparación de daños para familias de maestros que han sido víctimas de la inseguridad. “Vamos a estar con ustedes, dando la cara, escuchándolos. Entiendo su tono, que es por el hartazgo y por la falta de confianza ante las autoridades, además del quiebre del tejido social”, resaltó.

Las escuelas más afectadas por la delincuencia están ubicadas en las colonias Emiliano Zapata, Ciudad Renacimiento y la Unidad Habitacional El Coloso,  zonas consideradas como las más vulnerables para la comunidad escolar.

Por su parte, el secretario general del SNTE, Hilario Ruiz Estrada planteó encabezar junto a los representantes seccionales de las escuelas afectadas por la inseguridad una comisión que identifique las necesidades específicas de cada uno de los planteles como equipamiento, mobiliario, cámaras de seguridad o computadoras que han sido robadas en varios planteles.