Sociedad

Profepa alerta de nuevas filtraciones contaminantes en ríos

La dependencia dijo que las nuevas filtraciones se detectaron en la represa provisional construida para frenar el derrame; actualmente los ríos Bacanuchi y Sonora son los principales afectados por concentraciones altas de arsénico, cadmio, cobre, cromo y mercurio.
AP
23 agosto 2014 13:28 Última actualización 23 agosto 2014 13:28
Etiquetas
Río Sonora contaminado. (Cuartoscuro)

Río Sonora contaminado. (Cuartoscuro)

MEXICO.- Las autoridades mexicanas alertaron de nuevas filtraciones contaminantes en la represa provisional construida para frenar el derrame que se produjo a principios de agosto y que arrojó químicos a dos ríos del estado de Sonora.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente informó el sábado que se detectaron tales filtraciones durante un recorrido en la zona afectada y que informaron del hecho a la mina Buenavista del Cobre, a la cual las autoridades habían ordenado, entre otras medidas, realizar la limpieza de las aguas contaminadas de los ríos Bacanuchi y Sonora.

En tanto, la Comisión Nacional del Agua informó que los últimos análisis "mostraron concentraciones de arsénico, cadmio, cobre, cromo y mercurio ...con picos que rebasan los límites máximos permitidos".

Las autoridades ambientales han ordenado una inspección a fondo de la mina, perteneciente a la compañía Grupo México, cerca de la frontera con Estados Unidos, y amenazaron con aplicar multas de hasta tres millones de dólares. Mientras tanto, los fiscales han presentado una demanda penal por el derrame, que provocó la suspensión del suministro de agua a decenas de miles de personas.

Por otra parte, el Senado federal aprobó el miércoles una resolución de cumplimiento no obligatorio que exhorta al gobierno a cancelar la concesión a la mina, una medida que podría afectar a la empresa minera, que genera ganancias de mil millones de dólares anuales y tiene 9 mil empleos en la zona. La mina produce unas 200 mil toneladas de cobre al año.

Grupo México afirmó en un anuncio de página completa en la prensa que rechaza las "acciones legales punitivas" anunciadas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, "dada la naturaleza fortuita del incidente y la pronta y completa respuesta de la empresa".

Sin embargo, las autoridades han dicho que la compañía mintió sobre la razón del derrame del 7 de agosto y las medidas que presuntamente tomó para controlar sus efectos. Grupo México culpó a las intensas lluvias por el derrame de los estanques de contención, pero los funcionarios gubernamentales argumentan que la poca supervisión en la mina y los defectos de construcción parecen ser la causa del accidente.