Sociedad

Profeco alerta contra fraudes financieros en Guerrero

Recientemente, se han registrado fraudes de entidades financieras en Acapulco, Chilpancingo, Iguala y Zihuatanejo que superan el millón de pesos, anuncia la dependencia federal.
Enrique Villagómez/Corresponsal
21 mayo 2014 21:7 Última actualización 21 mayo 2014 21:7
 [Profeco sanciona a 40 negocios del puerto por incurrir en diversas anomalías / Cuartoscuro]

[Profeco sanciona a 40 negocios del puerto por incurrir en diversas anomalías / Cuartoscuro]

ACAPULCO- Al menos 100 denuncias por fraude se han interpuesto durante los últimos días ante la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) en Guerrero, contra entidades financieras apócrifas que se han establecido sobre todo en Acapulco, Chilpancingo, Iguala y Zihuatanejo.

El delegado federal de esta dependencia, Fermín Gerardo Alvarado Arroyo, alertó a la población sobre la presencia de los llamados “intermediarios financieros”, quienes se dedican a ofrecer préstamos personales, créditos o financiamientos, mediante el previo pago de una comisión que se ubica entre el 10 y el 20 por ciento del monto solicitado.

Tenemos varios casos donde las personas pagaron con automóviles o artículos diversos para garantizar que se les autorizaran los préstamos o créditos, y al final de cuentas no sucedió así, y por eso están acudiendo ante nosotros y a la CONDUSEF para interponer la denuncia correspondiente por incumpliendo de contrato”, detalló el funcionario federal.

Alvarado Arroyo, señaló que estas entidades financieras “aparecen en centros comerciales o plazas públicas de prestigio con la misma rapidez con que desaparecen”, por lo que no se descarta que en el transcurso de los siguientes días se incremente el número de defraudados por los intermediarios financieros.

PROFECO recomienda a las personas que tienen la necesidad de solicitar algún préstamo, crédito o financiamiento, que lo hagan personalmente y de forma directa en las instituciones financieras que tengan registrados sus contratos de adhesión ante esta dependencia federal”, expuso.

El funcionario federal informó que de acuerdo al número de denuncias que se han presentado en esta instancia, el monto de lo defraudado por las entidades financieras “patito” supera el millón de pesos.

“Ninguna persona debe aceptar cobros adelantados por concepto de comisiones para los intermediarios financieros, y mucho menos dejar de leer la letra chiquita o que los contratos contengan términos complejos”, agregó.