Sociedad

Por Boris, 300 personas dejan poblados en Oaxaca

Habitantes de las comunidades de San Francisco Ixhuatán y San Pedro Tapanatepec, asentadas en la zona Oriente del Istmo de Tehuantepec, abandonaron sus viviendas a causa del mal tiempo.
Yoisi Moguel/Quadratín
04 junio 2014 20:38 Última actualización 04 junio 2014 22:51
Calles encharcadas por lluvia. (Cuartoscuro/Archivo)

Inundaciones

OAXACA.- Más de 350 personas fueron trasladadas de tres poblaciones en San Francisco Ixhuatán y San Pedro Tapanatepec en la zona Oriente del Istmo de Tehuantepec a consecuencia de las fuertes lluvias de la depresión tropical “Boris”.

Las pesquerías de Conchalito y Bernal Díaz del Castillo fueron los dos puntos más afectados en el municipio de Tapanatepec, por estar en el Pacífico y a consecuencia de lo que los lugareños llaman “llenada” del mar, fenómeno en el que el agua llega tierra adentro hasta las casas.

El alcalde de Tapanatepec, Francisco Javier Meléndez Álvarez, informó que en Conchalito se inundaron 20 viviendas, y 80 familias resultaron afectadas, además reportó el robo de un equipo de arte de pesca (copo) durante la contingencia.

En la Pesquería Bernal Díaz del Castillo 24 familias sufrieron afectaciones, pero ni una vivienda resultó inundada por lo que la situación no fue tan crítica.

Los afectados fueron trasladados desde la noche del martes al albergue que se acondicionó en la Casa Ejidal de Los Corazones, perteneciente a Tapanatepec.

En el albergue se concentraron alrededor de 250 personas de las dos agencias, quienes recibieron comida, despensas y servicios médicos, sin embargo la mañana de este miércoles muchos se regresaron a sus hogares para verificar el estado de sus pertenencias y por la tarde regresaron al refugio temporal.

En San Francisco Ixhuatán, la tarde y noche del martes se trasladaron en lanchas a 120 personas de la Isla Cachimbo, 80 ciudadanos se quedaron en el albergue municipal que se habilitó en el DIF municipal de la cabecera, el resto de los habitantes se dispersó con familiares en otros municipios de la región.

Viviendas de dos mil familias de ocho colonias y barrios fueron anegados con el agua de lluvia estancada, pues ocupan la zona más baja de la ciudad, entre ellas la 12 de abril, Candelaria, 10 de mayo, Lázaro Cárdenas Privilegio, Barrio Los Curtidores, Barrio San Lucas y Barrio Ostuta.

Estas personas no abandonaron sus casas a pesar de que el agua alcanzó un nivel de hasta 30 centímetro dentro de ellas.

Las lluvias continúan en san Francisco Ixhuatán, por lo que el río Ostuta tiene un 70 por ciento de su capacidad, la delegación regional de Protección Civil está monitoreando el río para alertar a la población si llega a niveles críticos.

Se mantenrán sin clases en Campehe

Ante la afectación que seguirá habiendo por las lluvias en la zona sur y centro del estado, que comprende los municipios de Champotón, Escárcega, Candelaria, Carmen y Palizada, el Consejo Estatal de Protección Civil determinó mantener la suspensión de clases en todos los niveles educativos de esas localidades.

El gobernador Fernando Ortega Bernés explicó que para los municipios del oriente y norte, Calakmul, Hopelchén, Campeche, Tenabo, Hecelchakán y Calkiní, donde las lluvias ya han disminuido, las autoridades tomaron la decisión de reanudar las labores escolares.

El mandatario estatal señaló que de acuerdo al pronóstico del tiempo, se espera que las lluvias continúen en la zona centro y sur del Estado de Campeche este jueves, siendo algunas de ellas de intensidad fuerte; en tanto, en el oriente y norte se pronostica que las condiciones y posibilidades de lluvia serán menores.

Sin embargo, Ortega Bernés exhortó a la población a mantenerse atenta a los avisos que se generen sobre el estado del tiempo, ya que este jueves se informará si las condiciones climáticas permiten o no reanudar las actividades educativas en toda la entidad.