Sociedad

Policías federales y locales repliegan a manifestantes violentos en el Zócalo

Unos mil efectivos de las Policías Federal y capitalina desalojaron de la Plaza de la Constitución a decenas de manifestantes violentos luego de enfrentamientos afuera del Palacio Nacional.
Rafael Montes/ Zenyazen Flores
20 noviembre 2014 22:16 Última actualización 20 noviembre 2014 22:24
Enfrentamiento normalistas vs. polis. (Eladio Ortiz)

Manifestantes violentos chocaron con policías a las afueras de Palacio Nacional. (Eladio Ortiz)

Después del avance policiaco de uniformados locales y federales desde Palacio Nacional, los manifestantes fueron replegados hacia las calles que dan salida a la Plaza de la Constitución.

Los cuerpos policiacos formaron un cerco alrededor del primer cuadro de la ciudad para evitar que los manifestantes vuelvan a ingresar, por lo que se encuentran apostados en los accesos de las calles 20 de Noviembre, 5 de Febrero, 16 de Septiembre, Madero, 5 de Mayo y Tacuba.

Después de varias persecuciones entre policías y manifestantes, en estos momentos la plaza ha recobrado la tranquilidad, aunque en las calles aledañas todavía se registran enfrentamientos y actos vandálicos contra establecimientos mercantiles.

Para dispersar a los manifestantes la policía utilizó gas lacrimógeno y golpeaban a su paso con los toletes a las personas que les gritaban consignas.

Tras desalojar el zócalo, la policía formó una barrera perimetral que abarcaba dos cuadras a la redonda del zócalo para evitar que los manifestantes regresaran nuevamente a la explanada.

Durante estas acciones las personas se tomaron de las manos para formar círculos y evitar que fueran detenidos arbitrariamente por la policía, incluso, personal de las CNDH y de la CDHDF, al igual que integrantes de medios de comunicación, se unieron para protegerse.

Se atendieron a algunas personas que quedaron lesionadas por los enfrentamientos y las bombas molotov que fueron lanzadas. Personal médico y ambulancias se encuentran ubicadas en la calle 20 de noviembre donde se atiende a más heridos.

Alrededor de mil policías entre locales y federales participaron en el operativo.