Sociedad

Autoridades y escuelas, los que más abusos cometen en Guerrero

En la entidad, funcionarios públicos municipales, policías y representantes del sector educativo encabezan la lista de las mil 100 quejas que cada año recibe la Comisión Estatal para la Defensa de los Derechos Humanos.
Enrique Villagómez/Corresponsal
06 marzo 2014 18:38 Última actualización 06 marzo 2014 18:51
Policía Guerrero

Las detenciones arbitrarias son otra queja recurrente en materia de derechos humanos en Guerrero. (Cuartoscuro/Archivo)

ACAPULCO.- Autoridades municipales, policías estatales y representantes del sector educativo ocupan los tres primeros lugares en denuncias por violaciones a los derechos humanos en Guerrero, reveló un informe presentado por la Comisión Estatal para la Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) en la entidad.

Al respecto, Hipólito Lugo Cortés, visitador de este organismo, señalo que de las mil 100 quejas que cada año recibe la Coddehum, la mayoría son referentes a situaciones administrativas que son atribuibles a funcionarios de los gobiernos municipales, y estas quejas son seguidas por las denuncias que se interponen en contra de policías pertenecientes a la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) y contra burócratas del sector educativo estatal.

El representante de la Comisión Estatal para la Defensa de los Derechos Humanos en Guerrero detalló que gracias a la intervención de este organismo, se logra conciliar más del 55 por ciento de las denuncias que interpone la ciudadanía, mientras que al resto de las quejas se les otorga un seguimiento hasta sus “últimas consecuencias” que es la de expresar una recomendación en contra de alguna institución, dependencia o servidor público.

Entre las principales quejas que se interponen ante la Coddehum en contra de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), están las detenciones arbitrarias y fuera de los procedimientos judiciales como son el uso de fuerza excesiva, abuso psicológico e incluso lesiones físicas.

En cuanto a las quejas que se presentan contra el sector educativo, se debe fundamentalmente a la falta de ingreso a las escuelas o por expulsiones de estudiantes como única medida de sanción por cualquier falta que se haya cometido.