Sociedad

PGR y Procuraduría de Guerrero investigan ataque a hotel

Las diferentes corporaciones policiacas, así como el ejército mexicano, colocaron filtros móviles de revisión en diversas zonas de la capital de Guerrero, con el objeto de tratar de detener a los responsables del ataque.
Enrique Villagómez / coresponsal
20 abril 2014 16:45 Última actualización 20 abril 2014 16:45
policías

El hotel Jacarandas se ubica a escasos metros de la residencia oficial “Casa Guerrero”, donde despacha el gobernador Ángel Aguirre Rivero. (Cuartoscuro)

ACAPULCO.- La Procuraduría General de la República (PGR) en coordinación con la Procuraduría de Justicia en Guerrero (PGJE), iniciaron de forma conjunta las indagatorias para encontrar a los responsables del ataque con granadas de fragmentación a un hotel en Chilpancingo.

Este ataque que se perpetró alrededor de las 6:30 de la mañana del pasado sábado 19 de abril, en contra del hotel Jacarandas donde se hospedan los Policías Federales que participan en el operativo “Juntos por Chilpancingo”, no provocó víctimas que lamentar, ni daños severos a la hospedería, ya que una de las granadas explotó en el aire, mientras que la segunda detonó en un área despejada.

Después de estos hechos, las diferentes corporaciones policiacas, así como el ejército mexicano, colocaron filtros móviles de revisión en diversas zonas de la capital de Guerrero, con el objeto de tratar de detener a los responsables del ataque en contra de los federales.

Por su parte, el gobernador del estado Ángel Aguirre Rivero encabezó una reunión a puerta cerrada con los integrantes del grupo de Coordinación Guerrero, en sus oficinas de la Promotora Turística de la zona Diamante de Acapulco, y posteriormente se informó que la PGR atraería el caso y que trabajaría en coordinación con la Procuraduría General de Justicia de la Entidad (PGJE), para esclarecer la responsabilidad de este atentado.

De acuerdo con versiones de algunos testigos presenciales, los agresores descendieron de una camioneta cerrada, cuyas características no proporcionaron, y lanzaron los artefactos explosivos hacia el interior del hotel Jacarandas, el cual se ubica a escasos metros de la residencia oficial “Casa Guerrero”, donde despacha el gobernador Ángel Aguirre Rivero.