Sociedad

PGR toma muestras de ADN a familiares de desaparecidos en Iguala

Personal de la Procuraduría General de la República tomó muestras de ADN a más de 70 personas en Iguala, Guerrero, para compararlas con las de los 38 cuerpos encontrados en fosas clandestinas hace un mes.
Natividad Ambrocio/ Corresponsal
18 noviembre 2014 19:47 Última actualización 18 noviembre 2014 19:49
ADN Iguala. (El Financiero)

ADN Iguala. (El Financiero)

IGUALA.- Peritos de la Unidad Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Procuraduría General de la República, (PGR) tomaron muestras biológicas a alrededor de 70 familiares de desaparecidos.

Este martes, familias enteras se dieron cita por segunda ocasión en la parroquia de San Gerardo María Mayela, en donde personal de la PGR, realizó un muestreo biológico para determinar si los más de 38 restos humanos encontrados en las fosas clandestinas corresponden a sus familiares desaparecidos.

También, agentes del Ministerio Público del Fuero Común llenaron actas circunstanciadas para la toma de muestras de cada uno de los familiares, mientras que personal especializado en psicología levantaron cuestionarios para la toma de la descripción física y brindaron atención especializada.

Previo a la toma de muestras, la presidenta de la organización civil Causa Forense Ciudadana, Julia Alonso Carbajal, sostuvo una reunión por segunda ocasión con los familiares de desaparecidos desde el 2010, en el sótano de la parroquia de San Gerardo, y mencionó que la presencia de la PGR se debió a que en Iguala encontraron decenas de fosas clandestinas con un gran número de restos humanos.

Por lo que se deslindó de la PGR y dijo que su organización continuará con el proceso de realizar alrededor de 500 pruebas de ADN, en la que también se conformará un banco de datos para determinar el número de desaparecidos en este municipio.

En primera instancia, los familiares, de los desaparecidos se opusieron a que personal de la PGR les tomara muestras de sangre, debido a que no le tienen confianza ya que, según dijeron, son los mismos policías quienes han desaparecido a sus familiares o simplemente no los han ayudado a encontrar su paradero.