Sociedad

PGR pide esperar resultados forenses de fosas ubicadas en Cocula

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, pidió esperar los resultados que arrojen las investigaciones forenses que se realizan en las fosas clandestinas encontradas en el poblado de Cocula, Guerrero.
Enrique Villagómez/ Corresponsal
28 octubre 2014 18:22 Última actualización 28 octubre 2014 19:0
Normalistas. (El Financiero)

Osorio Chong dijo que el gobierno federal asumirá el control de la seguridad publica en 17 municipios de la Tierra Caliente. (El Financiero)

ACAPULCO.- El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, aseveró que los forenses aún trabajan en el tiradero de basura del municipio de Cocula, por lo que pidió esperar los resultados y no especular sobre el reciente hallazgo en ese sitio.

De gira de trabajo por este puerto, junto con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el fiscal federal se comprometió a detener al expresidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, señalado como autor intelectual de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y a las preguntas de cuándo habrá resultados concretos, el procurador declaró: “prefiero la tardanza ligada a la verdad”.

Destacó que en todas las fosas descubiertas hasta el momento trabajan más de mil peritos en diversas materias forenses para obtener información fidedigna que pueda determinar de quiénes se trata los restos.

A pregunta expresa, rechazó que la PGR vaya a iniciar algún procedimiento legal para citar a declarar al excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, por alguna vinculación con el alcalde prófugo de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y negó también que haya alguna investigación de tipo criminal en contra del exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, por alguna presunta participación en los hechos de Iguala.

Por su parte, Miguel Ángel Osorio Chong también informó que la federación “blindará las ciudades de Acapulco y Chilpancingo” para evitar que continúen presentándose actos vandálicos o de rapiña, y prometió que “cualquier familia que quiera visitar el estado tendrá la seguridad de que estará muy segura de hacerlo”.

También dio a conocer que el gobierno federal asumirá el control de la seguridad publica en 17 municipios de la Tierra Caliente, donde se designarán mandos que se entrevistarán con los ciudadanos y los representantes de los grupos organizados para coadyuvar en la recuperación de la confianza en los cuerpos de seguridad.

Dijo que esta medida estará en vigencia hasta que cada uno de esos municipios tengan la capacidad para ofrecer por si solos este servicio a sus habitantes.

El gobernador de Guerrero, Salvador Rogelio Ortega Martínez, luego de agradecer todo el apoyo de la federación para ayudar al estado a superar la crisis político-social que se vive, precisó que aún no se reúne con los padres de familia de los 43 jóvenes desaparecidos, pero dejó abierta esa posibilidad para “cualquier momento y en el lugar que sea”.

También, puntualizó que durante su gestión no se criminalizará a ningún luchador social y tampoco se atentará contra las manifestaciones populares, pero si pidió a todos los actores sociales a respetar el derecho de terceros y evitar la realización de acciones vandálicas que desvirtúen sus movimientos.