Sociedad

Paralizan sector salud de Tabasco por huelga de trabajadores

Ante el incumplimiento de un pliego petitorio formulado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud ante las autoridades de Tabasco, cientos de trabajadores del sector salud del estado iniciaron una huelga de brazos caídos.
Patricia Hernández / Corresponsal
26 agosto 2014 18:2 Última actualización 26 agosto 2014 18:2
Adicciones

Cigarros electrónicos. (Bloomberg)

VILLAHERMOSA.- Cientos de trabajadores del sector salud del estado realizan a partir de hoy un paro de brazos caídos en todos los centros médicos públicos, lo cual deja sin los servicios prioritarios a la población, sólo se atienden emergencias. Exigen el pago de adeudos laborales por más de 50 millones de pesos y el cumplimiento de una serie de demandas, mientras que el secretario de Salud, Juan Filigrana Castro, califica el paro como “una irregularidad laboral”.

Dicha acción obedece al incumplimiento de un pliego petitorio formulado desde principios de año por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS) sección 48, integrado por unos tres mil 500 agremiados, los cuales cuentan con base federal en 42 unidades médicas de la entidad, entre centros de salud, hospitales y áreas administrativas.

Sus reclamos incluyen implementos de trabajo, como calzado y uniformes; incremento a la seguridad laboral, aumento a viáticos, un estímulo mensual, la creación del Fondo estatal para Ahorro capitalizable, ajuste de aguinaldo y respeto a las condiciones generales de trabajo, donde se establecen prestaciones, bonos y estímulos que no se han pagado desde el año pasado y que podrían superar la cantidad de 50 millones de pesos.

En asamblea extraordinaria previa en la que estuvo presente el secretario general del SNTSSA, Jorge Herrera Pérez, los inconformes se comprometieron a que haya personal para atender las emergencias y las áreas críticas, a fin de no causar daño a la población.

Sin embargo, en la sede de las oficinas administrativas de la Secretaría de Salud, se apostaron desde temprana hora aproximadamente 150 burócratas agremiados que se declararon en asamblea permanente, entre médicos generales, especialistas, epidemiólogos, anestesiólogos, radiólogos, enfermeras, adscritos a servicios del seguro popular, entre otros, los cuales se retiraron al terminar su turno correspondiente.

Al respecto, en entrevista el secretario general de este organismo, Jorge Herrera Pérez, afirmó que el movimiento está respaldado por su dirigente nacional Marco Antonio García Ayala, y por el senador Arquímedes Oramas Vargas, quien envió un oficio al gobernador Arturo Núñez solicitándole se responda a las demandas mencionadas, con copias para la secretaria de Salud federal, Mercedes San Juan y el secretario de Gobierno estatal, Cesar Raúl Ojeda Zubieta.

Por su parte, el secretario de Salud en la entidad, Juan Filigrana Castro, desconoció la asamblea extraordinaria convocada por la sección 48 del SNTSS “pues no se cumplió con el trámite que marca el artículo 132 para que sea efectiva, por lo que esta acción constituye una irregularidad laboral”, precisó.

Además, acusó al líder sindical Jorge Herrera de intentar crear “una cortina de humo” a fin de no convocar a nuevas elecciones para renovar la dirigencia estatal, pues “le preocupa que una vez concluida su responsabilidad sindical en febrero de 2014, se deban reincorporar a la Secretaría de Salud alrededor de 205 empleados que tiene como aviadores, amigos, familiares e incondicionales, y por los cuales se deroga al año 40 millones de pesos”, afirmó.

En ese sentido, el funcionario hizo un llamado a médicos, enfermeras, paramédicos y demás personal afiliado a que permanezcan en sus centros de trabajo laborando en bien de la salud pública.