Sociedad

Papa Francisco designa a nuevo arzobispo de Durango

José Antonio Fernández Hurtado fue designado como el nuevo obispo de Durango, para sustituir a Héctor González Martínez, quien renunció al sobrepasar la edad establecida por Código de Derecho Canónico; desde 2004 estaba al frente de la arquidiócesis de Tuxtepec.
Notimex
26 septiembre 2014 8:25 Última actualización 26 septiembre 2014 8:26
Nave principal de la Catedral Metropolitana. (Cuartoscuro/Archivo)

[Reuters]Cristianos palestinos acudieron a la Iglesia de la Natividad en Belén, sitio donde se cree nació Jesús, aferrando ramos de olivo y flores.

CIUDAD DEL VATICANO. El Papa Francisco designó a José Antonio Fernández Hurtado, hasta ahora obispo de Tuxtepec, como nuevo pastor de la arquidiócesis de Durango, en sustitución de Héctor González Martínez.

Según informó la oficina de prensa del Vaticano, el pontífice aceptó la renuncia de González Martínez, quien ya había sobrepasado la edad de jubilación obligatoria de los obispos, establecida en 75 años por el Código de Derecho Canónico, la ley fundamental de la Iglesia.

Fernández Hurtado, nuevo arzobispo de Durango, nació el 2 de diciembre de 1952 en Morelia (Michoacán). Ingresó en el Seminario Menor de Tula en 1966 y después pasó al Seminario de Montezuma, donde permaneció dos años.

Luego continuó sus estudios eclesiásticos en el Seminario Interregional de Tula. Entre 1986 y 1989 estudió en la Pontificia Universidad Salesiana de Roma, donde obtuvo la Licenciatura en Pastoral Juvenil y Catequética.

Recibió la ordenación sacerdotal el 14 de octubre de 1978. En la diócesis de Tula se desempeñó como coordinador diocesano de la Pastoral Vocacional (1979-1986) y coordinador diocesano de la Pastoral Juvenil (1980-1983).

Fue además rector del Seminario Menor (1989-1996), profesor de Teología Pastoral en el Seminario Mayor (1990-2005), secretario canciller de la Curia diocesana y contemporáneamente coordinador diocesano de la Comisión para el Clero (1990-1994).

Integró el Colegio de Consultores y el Consejo de los Asuntos Económicos de la diócesis ente 1995 y 2005; ocupó el puesto de vicario general de Tula y párroco de la catedral, de 1996 a 2005.

El 11 de febrero de 2004 fue designado obispo de Tuxtepec por el Papa Juan Pablo II. En la Conferencia del Episcopado Mexicano es responsable de la Dimensión Catequética de la Comisión para la Pastoral Profética.