Sociedad

Ortega pide no apostar a la violencia y desbloquear aeropuerto de Acapulco

El gobernador de Guerrero advirtió que de continuar estas acciones se estaría afectando la llegada de turistas durante el próximo fin de semana largo  e incluso para la temporada vacacional de diciembre, lo cual sería catastrófico para los prestadores de servicios turísticos.
Enrique Villagómez
10 noviembre 2014 13:51 Última actualización 10 noviembre 2014 14:53
Rogelio Ortega Martínez

El gobernador, Rogelio Ortega, llamó a los normalistas a no apostarle a la violencia pues afectará el turismo que llega a la zona. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO. El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez reiteró su disposición al diálogo y pidió a las organizaciones sociales no apostarle a la violencia como medida para alcanzar algún objetivo.

Dijo que las acciones de los jóvenes, en nada contribuyen al bienestar del estado y que por el contrario, dañan la imagen turística y la actividad económica de los guerrerenses, como lo es la toma del aeropuerto internacional Juan Álvarez de Acapulco.

En conferencia de prensa, Ortega Martínez expresó que, "yo entiendo el sufrimiento, que están viviendo los familiares de los jóvenes desaparecidos, pero no se vale que al amparo de este dolor se realicen acciones de violencia y vandalismo, porque eso no ayuda en nada a Guerrero”, dijo.

En este sentido reiteró su llamado a todos aquellos que participan en las movilizaciones para que no afecten la economía de la entidad, especialmente la actividad turística.

Señaló que las acciones como las que se registraron este domingo cuando los normalista secuestraron más de 16 autobuses en la autopista del Sol, sólo generan afectaciones y lesionan los derechos de terceros.

“El diálogo es la vía, es el camino para poner en el tapete, en la mesa todo lo que se quiera plantear para mejorar a Guerrero. He obrado en consecuencia, no voy a reprimir, pero sí reitero mi llamado al diálogo con todas las organizaciones sociales, con todos los dirigentes, con todos los líderes de los partidos políticos, de las organizaciones civiles, entre otros”, apuntó.

Asimismo, señaló que de continuar estas acciones se estaría afectando la llegada de turistas durante el próximo fin de semana largo con motivo de festejar un aniversario más de la revolución mexicana, e incluso para la temporada vacacional de diciembre, lo cual sería catastrófico para los prestadores de servicios turísticos.

Por último recalcó que su gobierno no será represor y nuevamente invitó a las organizaciones para que se deslinden de aquellos grupos radicales que llevan a cabo actos de violencia y vandalismo.