Sociedad

Opositores al tren
México-Toluca marcharán mañana en Santa Fe

La marcha dará inicio a las 17:00 horas desde la glorieta de Vasco de Quiroga hacia el Centro Comercial Santa Fe, según anunciaron vecinos de la zona que abarca las delegaciones Álvaro Obregón y Cuajimalpa.
Rafael Montes
09 diciembre 2014 15:13 Última actualización 09 diciembre 2014 15:29
Tren México-Toluca

Los vecinos de la zona de Santa Fe se oponen al proyecto del Tren México-Toluca. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO-. Vecinos de la zona de Santa Fe, en las delegaciones Álvaro Obregón y Cuajimalpa, anunciaron una marcha para este miércoles 10 de diciembre para protestar por el plan de construir el Tren Interurbano México-Toluca por la avenida Vasco de Quiroga y por la falta de información a los habitantes de 33 colonias que pueden resultar afectados.

La movilización se realizará a las 5 de la tarde desde la glorieta de Vasco de Quiroga hacia el Centro Comercial Santa Fe.

Los representantes de las organizaciones “Unión de Colonos Camino Real AC” y “Súmate por el Valle de México AC” anunciaron que después de esa movilización, se reunirán con los consejos vecinales de ambas delegaciones en Plaza Santa Fe para anunciar una alianza en contra del proyecto que conectaría con una vía férrea y con un viaducto elevado a la capital mexiquense con el Distrito Federal.

Gerardo Ocampo, representante de Súmate por el Valle de México, explicó que la marcha forma parte de una serie de acciones que los vecinos inconformes emprenderán en contra de la obra, después de que el gobierno de la ciudad rechazó suspender la obra a petición de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Ocampo dijo que además de promover amparos, acudirán ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y después a la Comisión Interamericana, en reclamo de la violación de al menos cuatro derechos fundamentales: de petición, a la información, a la no discriminación y al medio ambiente.

El líder vecinal, que representa a al menos 600 colonias del Valle de México, acusó también que la información que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales entregaron a la Asamblea Legislativa del DF es “una tomada de pelo”, pues además de no tener medidas de mitigación, no tiene estudios de impacto urbano y viola los Programas Delegaciones de Desarrollo Urbano de Álvaro Obregón y Cuajimalpa y el Plan Parcial de Santa Fe.

Además, los inconformes argumentaron que acudirán ante los organismos de derechos humanos porque no han sido atendidas sus peticiones de información con la exhaustividad que se ordena por ley y se les discrimina al no considerar que después de la construcción de la obra, que incluye un viaducto elevado por avenida Vasco de Quiroga, unas dos mil viviendas quedarían a 70 centímetros de distancia del paso del tren y de los autos y quedarían sometidas por vida a la sombra de la estructura.

Ocampo también alertó de que una obra con el peso que representa el viaducto, por la que pasará el tren y los autos, podría colapsarse por lo irregular del suelo de la zona, conocida por ser cavernosa y de minas de arena, de las que no se conoce con certeza su ubicación exacta.

Explicó que la del Tren Interurbano puede llegar a ser una obra más nociva que la Supervía Poniente porque rompe el tejido social de más comunidades, es de mayor tamaño y tiene un impacto ambiental mayor.