Sociedad

"Oportunidades no es estático", el programa evoluciona: Coordinadora

Paula Hernández Olmos, coordinadora del programa, señaló que que la instrucción del Ejecutivo federal es que Oportunidades sea el puente de transición hacia la productividad.
Miriam de Regil
13 febrero 2014 14:52 Última actualización 13 febrero 2014 15:36
 [Cuartoscuro] La Sedesol resaltó que "dichos programas generan acciones y políticas públicas encaminadas a mejorar la alimentación. 

Oportunidades busca conectar a los beneficiaros con el sector productivo para que sean agentes de su propio desarrollo. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El programa de desarrollo social Oportunidades buscará este año conectar a los beneficiaros con el sector productivo para que éstos sean agentes de su propio desarrollo.

De acuerdo con Paula Hernández Olmos coordinadora nacional del programa federal de combate a la pobreza, “Oportunidades no es estático” y por ello al igual que el resto de las estrategias de gobierno se encuentra hoy en una etapa de evolución para ser en verdad un proyecto de nueva generación. “Nuestra meta es vincularlo a la productividad a fin de que las familias dejen de vivir sólo de apoyos sociales y que esto se traduzca en mayores ingresos”.

Durante la inauguración de la reunión Articulación con Programas Productivos y de Desarrollo Social, la funcionaria informó que en abril de este año habrá una reunión para ver los avances de los programas sociales con dicho ámbito.  

Asimismo recordó que la instrucción del presidente de la República Enrique Peña Nieto es que el programa Oportunidades sea el puente de transición hacia la productividad, y ello para Sedesol es un tema fundamental.

”Esta nueva visión del programa Oportunidades busca conectar a los beneficiaros con el sector productivo para que sean agentes de su propio desarrollo, los resultados alcanzados hasta ahora no son suficientes, ya que actualmente se vive una nueva etapa del país, en la cual el objetivo es hacer que las familias tengan acceso a nuevas posibilidades”.

Este año el programa federal cumplió meta de llegar a 5.8 millones de familias beneficiarias y se fijó como objetivos seis puntos primordiales: atención permanente a sus beneficiarios, nuevas incorporaciones, atención a comités de promoción comunitaria, actualización del padrón, atención de la garantía de audiencia y proyectos especiales.

Entre los cambios realizados durante 2013, destacan: La incorporación de 30 mil 847 localidades de los 400 municipios prioritarios que, por su dispersión y difícil acceso, nunca antes habían sido atendidas por algún programa social y el arranque de apoyo alimentario SINHambre que ya beneficia a 250 mil familias en 29 estados.