Sociedad

OMS hace 'fuerte llamado' por proceso legislativo en ley antitabaco

Para la Organización Panamericana de la Salud y la OMS, México no se esta cubriendo con los requisitos que estableció el Convenio Marco para el Control del Tabaco; consideraron que dos años que establece el dictamen para cumplir con los espacios libres de humo, son muy largos a comparación de otros países.
Rosalía Servín 
26 noviembre 2014 13:22 Última actualización 26 noviembre 2014 14:12
Etiquetas
[Cuartoscuro] En 2009, México gastó 45,000 millones de pesos anuales relacionados al consumo del tabaco. 

Para la OMS no hay una razón técnica que justifique la no inclusión de las universidades dentro de los lugares con prohibición para fumar. [Archivo/Cuartoscuro] 

CIUDAD DE MÉXICO. La Organización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Secretariado del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) hicieron un "fuerte llamado" a México por la forma en la que se está llevando a cabo el proceso legislativo en materia de control de tabaco.

Así lo aseguró Erick Antonio Ochoa director de iniciativas para el control del tabaco de la Fundación Interamericana del Corazón México, quién se refirió a la respuesta de estos organismos, a una petición hecha por la senadora Maki Esther Ortiz Domínguez, en la que solicita un análisis y la opinión técnica de la iniciativa y el dictamen de Reformas y Adiciones a la Ley General para el Control del Tabaco, propuesta por la Comisión de Comercio del Senado.

"Los organismos internacionales hicieron ver al país, que no está cumpliendo con el mandato del CMCT", aseguró Ochoa, para quien que esta carta sí es un fuerte llamado (aunque aparentemente es un informe técnico), hacia ciertas cosas que no está viendo de la manera correcta en el proceso legislativo de México.


"Para la OMS ya vamos tarde, por lo menos hay un rezago de cinco años de los plazos establecidos en el CMCT. Con toda honestidad esto es muy grave, la opinión del organismo pone acento en la gravedad del proceso que estamos viviendo en México, pues hay expectativas bastante limitadas en término de la protección al derecho fundamental a la salud, que el convenio marco obliga y que en México no se está cubriendo según la OMS/OPS", indicó.

Entre otras cosas, el documento resalta la exclusión que hace la propuesta de las universidades como espacios libres de tabaco y el plazo de dos años que pone para que se cumpla con el criterio de que los espacios públicos sean libres de tabaco.

En este sentido la OMS/OPS señala que no hay ninguna razón técnica que justifique la no inclusión de las universidades dentro de los lugares con prohibición para fumar, ya que también son lugares públicos e incluso de trabajo.

Respecto al tiempo de dos años que establece el dictamen para este cumplimiento, la OMS/OPS, lo considera como innecesariamente prolongado, especialmente cuando hay países a los que les lleva seis meses la adopción de esta medida.

"La demora de dos años en la aplicación de esta medida, tendrá costos en enfermedades y vidas", destaca el documento.

Al respecto, Erick Ochoa recordó que de 2006 a 2012, las muertes se incrementaron en 10 por ciento al pasar de 60 mil a 66 mil muertes, lo que muestra el riesgo de este retraso.

En cuanto al etiquetado y empaquetado de los productos de tabaco, la recomendación de los organismos es que deben incorporarse advertencias sanitarias lo más grandes posibles, en línea con la propuesta establecida por la propia senadora Maki Ortiz, quien propone etiquetas en blanco y negro y advertencias grandes en los empaques.

En lo que se refiere a la publicidad y promoción los organismos resaltan que la legislación es incompleta, pues es permisible en algunos lugares todavía, y de nada sirve una prohibición que es parcial.

"Los contenidos del dictamen de las Comisiones Unidas del Senado no cumplen, en la apreciación de estas organizaciones, con los mandatos del CMCT, por lo cual México seguiría sin cumplir el Artículo 13, cuya fecha límite de cumplimiento se venció hace cinco años", advierte el documento.

Según explicó Erick Ochoa, el próximo martes se tienen prevista la reunión de la Comisión de Salud, y el cabildeo "está tan intenso" que hasta algunos senadores que pertenecen a la misma, están sopesando otro tipo de argumentos, incluso económicos y judiciales.

"Sí nos preocupa que haya esta posición tan cerrada de parte de algunos legisladores y tan vendida a la industria", manifestó el representante de la sociedad civil.

Finalmente informó que convocarán a una reunión previa con medios de comunicación y organismos de lucha contra el tabaquismo para tomar cartas en el asunto.

"Hemos llegado a puntos en que no tenemos retorno, o hacemos las cosas bien y damos el paso fundamental para la protección al derecho a la salud, o veremos cómo las agendas vendidas o comprobadas de la industria tabacalera, estarán dando más resultados que lo que evidentemente representa un problema de salud: la adicción al tabaco", concluyó.