Sociedad

Onda expansiva provocó la muerte de Alberto Tehuatlie: PJG Puebla

El procurador de Puebla, Víctor Antonio Carrancá, explicó que la onda expansiva de un cohetón, es lo que “podría provocar una lesión de las características que presenta el menor”; asimismo dijo los análisis fueron realizados por peritos en 12 especialidades.
Sandra Marina/Enviada
30 julio 2014 13:32 Última actualización 30 julio 2014 14:9
Etiquetas
Procurador Puebla

El procurador de Puebla, Víctor Carrancá, aseguró que lesión que provocó la muerte a Alberto Tehuatlie no fue producto de una bala de goma. (Sandra Marina)

PUEBLA. Tras la realización de 98 dictámenes periciales de diversas especialidades e instituciones, el procurador general de Justicia de Puebla, Víctor Antonio Carrancá Bourguet, confirmó que la lesión mortal que sufrió el menor José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo durante el enfrentamiento que protagonizaron pobladores de San Bernardino Chalchihuapan y elementos policiacos el pasado 9 de julio, fue originada por una onda expansiva de un cohetón lanzado por los manifestantes.

De esta manera, el funcionario estatal descartó la teoría de que la lesión fue provocada por una bala de goma disparada por los policías antimotines, luego de los análisis realizados por peritos en 12 especialidades, pruebas físicas y recreaciones, que se hicieron con monitores en los que se denotaron todos los artefactos, utilizados el día de los hechos, en tejidos blandos.

"La onda expansiva es la única que podría provocar una lesión de las características que presenta el menor, quien tuvo el desprendimiento de prácticamente 10 centímetros de hueso", explicó el funcionario.

En conferencia de prensa, señaló que el único artefacto que produce un resultado similar a fractura de hueso con características multifragmentarias es el estallamiento de un cohetón cerca de la zona de la lesión.

Detalló que los dictámenes periciales fueron en medicina forense, criminología, topografía, arquitectura, balística, de análisis de voz, explosivos, genética, entre otros, en los cuales participaron especialistas del Consejo Mexicano de Medicina Legal Forense, de la Unidad Científica de la Policía federal, así como otras instituciones de prestigio, "lo que garantiza la imparcialidad de la investigación".

Asimismo, el procurador señaló que la objetividad de la investigación es avalada por el rigor técnico con el que fueron elaborados todos los dictámenes periciales, "no es una especulación".

En este sentido, aseguró que cualquier dictamen pericial puede ser sometido posteriormente a una revisión técnica por otros especialistas de la misma rama.