Sociedad

Odile incomunica a municipios de BCS

La depresión tropical Odile en Baja California Sur ocasionó que los municipios de Comondú, Loreto y Mulegé se encuentren incomunicados, mientras que en Los Cabos se registra ausencia de alimentos.
Bertoldo Velasco/ Eliud Ávalos/ Corresponsal
17 septiembre 2014 21:3 Última actualización 17 septiembre 2014 21:6
Odile.

                     

LA PAZ.- El panorama en Baja California Sur por el paso de la depresión tropical Odile es la ausencia de servicios bancarios, mientras que la energía eléctrica, agua potable, telefonía móvil y residencial apenas se restituye Además, los municipios de Comondú, Loreto y Mulegé se mantienen incomunicados y prevalece la ausencia  de alimentos en Los Cabos.

Tras los saqueos y actos de rapiña de que fueron objeto tiendas de autoservicios como Walmart, Soriana, Ley, Oxxo, los habitantes de Los Cabos no tiene qué comprar, aunado a que ante la falta de luz los servicios bancarios están suspendidos y los pozos de agua potable que abastecen del líquido a la población carecen de electricidad para operar.

El director estatal de Protección Civil, Carlos Enrique del Rincón, afirmó que la situación en Los Cabos, es difícil y en el resto de los municipios como Comondú, Loreto y Mulegé, se desconocen aún los daños ocasionados por el meteoro, por lo que el presidente del Consejo Estatal de Protección Civil, el gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor, determinó suspender las labores escolares en toda la entidad hasta nuevo aviso, para supervisar todos los edificios escolares que en un 67 % de ellos, sufrieron afectaciones por la fuerza del viento que colapsó techos, aljibes y perímetros educativos.

Al respecto, el secretario General de Gobierno, Andrés Córdoba Urrutia, informó que las clases se suspenden en todos los niveles educativos hasta nuevo aviso, hasta en tanto no se garantice la seguridad de todos los estudiantes. En conferencia de prensa, el funcionario rindió un informe sobre los efectos del huracán Odile, del cual dijo, colapsó la energía eléctrica en Los Cabos, por lo que brigadas de la Comisión Federal de Electricidad, con personal de apoyo trabaja a marchas forzadas para tratar de restituir el servicio al 100 % en un lapso de un mes, pero se tiene como prioridad, restablecer el servicio para los pozos de agua potable, hospitales y gasolineras.

En materia de seguridad, sostuvo que a pesar de la presencia de elementos del Ejército Mexicano, de la Armada de México, de la Policía Federal Preventiva, como ministerial del estado y la municipal, no fue suficiente para contener los actos vandálicos y de rapiña que sufrieron varias negociaciones del sur de la entidad, por lo que demandó una mayor presencia de las fuerzas del orden en esas comunidades, y otras en La Paz, de manera preventiva.

“La seguridad se atiende, lo que se busca es modificar estrategias para combatir la rapiña y actos vandálicos, y en este sentido, se cuenta con la presencia de los primeros mil enviados de la gendarmería nacional. Hay 150 elementos de la PFP, que llegaron hoy para resguardar y garantizar la seguridad y bienes de los cabeños”.

El funcionario dijo que en capital del estado, el fluido eléctrico apenas se ha restablecido en un 18 %, ya empiezan a operar los pozos de agua potable que abastecen a la población, la normalidad va regresando a la venta de gasolina, y se empezaron a realizar las actividades de limpieza de la ciudad, la cual sufrió el derribo, casi de raíz y en algunos casos hasta con todo y banqueta de casi 180 mil árboles en la ciudad, de cientos de postes de energía eléctrica y postes con cables de alta tensión, y tanto cableado eléctrico como telefónico por las calles.

Córdoba Urrutía destacó que el gobernador Marcos Covarrubias junto con el Director Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, y de representantes de las fuerzas armadas, realizan recorridos por los municipios de Comondú, Loreto y Mulegé para saber cómo se encuentra la población tras los efectos del huracán Odile desde el domingo hasta la mañana de este miércoles, para empezar a efectuar acuerdos, balances para determinar y cuantificar los daños ocasionados por el meteoro a su paso por la entidad.

En un primer saldo, dijo que no hay víctimas que lamentar, salvo las 800 viviendas que prácticamente desaparecieron de la colonia La Pasión, en La Paz; el resultado al daño de casas de unos 5 mil personas en refugios temporales ubicados en el Municipio de Los Cabos; 800 que aún permanecen en la capital; en Loreto 750 y en Mulegé 180 personas. En algunos albergues, la gente entra y sale a su s casas para tratar de rescatar algo que dejara de utilidad el huracán, pero se les dan las tres comidas.

Respecto al puente para evacuar a los turistas, indicó que en el aeropuerto internacional de La Paz, hoy partieron 726 de ellos, pero en el transcurso de este día llegó un contingente de Los Cabos, tratando de salir por La Paz hacia sus destinos, por lo que el Director Nacional de Protección civil, solicitó más naves aéreas para el traslado de ellos.

En materia de salud, el titular de la Secretaría Virgilio Jiménez, dijo que llegaron a la entidad 13 unidades de Caravanas de la Salud, con un médico, una enfermera y un promotor de la salud y en algunos casos, con dentista, acompañados de tres toneladas de medicamentos, para la atención médica de los habitantes de Los Cabos.

En ese aspecto La Paz está cubierta con las seis unidades de Caravanas que habitualmente operan las zonas de la ciudad capital, Las Pocitas, Todos Santos y El Pescadero.

Jiménez Patiño manifestó que si bien algunas unidades médicas de La Paz y Los Cabos, como el hospital Juan María de Salvatierra, los hospitales de San José del Cabo y Cabo San Lucas, así como algunos Centros de Salud sufrieron daños a causa de las lluvias y el viento, aunado a la falta de agua y de energía eléctrica, se ha logrado seguir brindando el servicio a la población.

En reportes del Municipio de Mulegé, se sabe de un herido, por un accidente automovilístico y en Santa Rosalía, se reportó la desaparición de Kyoung Jim Park, Director general de Minera Metalúrgica de El Boleo y otro funcionario de la misma empresa minera.

Además, los habitantes de Bahía de Los Ángeles, en el municipio de Ensenada, Baja California, permanecen incomunicados debido a que la carretera Transpeninsular permanece cerrada luego del paso de los remanentes del huracán Odile.

El convoy que se mandó con ayuda quedó varado porque la carretera quedó intransitable, por lo que la ayuda por vía terrestre tardará en llegar, afirmaron autoridades de protección civil en el estado.

El reporte final es que cayeron unos 150 milímetros de agua lo que generó daños en Bahía de Los Ángeles, y aunque no afectó a San Felipe, sí llovió muy fuerte al sur de ese poblado y en Puertecitos.

La carretera Transpeninsular se dañó como 16 kilómetros al sur de Cataviña, por ello las autoridades municipales están a la espera del equipo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con conformadoras para que habiliten pasos alternos.

“El convoy de ayuda para Bahía de los Ángeles está varado ahí en Cataviña, el cual está conformado por la Policía Estatal Preventiva (PEP), Desarrollo Social Municipal (Desom) y gobierno del estado. Esperan que se pueda abrir la carretera para llevar la ayuda”, dio a conocer el director de protección civil estatal, Antonio Rosquillas.