Sociedad

Nuncio del Vaticano lamenta hechos que lastiman al país

Christophe Pierre habló a nombre del cuerpo diplomático acreditado en México, en su calidad de decano en la recepción que ofreció el presidente de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles; hizo votos para que el país alcance la "reconciliación nacional”.
Víctor Chávez
20 noviembre 2014 12:55 Última actualización 20 noviembre 2014 13:4
Christophe Pierre

El nuncio asistió a la recepción que ofreció el presidente de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El nuncio apostólico del Vaticano en México, Christophe Pierre, externó su solidaridad con el pueblo de México “por los lamentables hechos que tan profundamente han lastimado al país a lo largo de las últimas semanas”, en referencia a la desaparición de 43 estudiantes en Iguala, Guerrero.

Sobre esos sucesos “bien valen la pena meditar en profundidad y de los que es impostergable sacar oportunas enseñanza”, sostuvo y agregó: “hacemos votos porque pronto se dé, junto a la transparencia y la justicia, la solución que todos deseamos y esperamos”.

Christophe Pierre habló a nombre del cuerpo diplomático acreditado en México, en su calidad de decano del mismo, durante una recepción que la Cámara de Diputados, presidida por Silvano Aureoles Conejo, ofreció a embajadores y representantes de organismos internacionales establecidos en el país.

“Cada uno de nosotros hemos podido constatar cómo en esta noble nación mexicana, en la que no faltan grandes retos, abunda la gente buena, trabajadora, honesta y alegre, que vive con la esperanza de construir una sociedad en la que cada vez se respeten y promuevan los derechos humanos”, subrayó el nuncio apostólico.

También se pronunció porque “se abran mayores oportunidades de desarrollo integral para todos y …. se logre promover la legalidad y la reconciliación nacional”.

Sostuvo que “es posible construir, con el esfuerzo de todos, una sociedad cada vez más solidaria y corresponsable, donde reine la justicia, la paz y el verdadero progreso. Donde la corrupción, la impunidad, la delincuencia y el crimen logren ser desterrados”.

Ésos “son anhelos que el Estado quiere y debe saber acoger. Corresponde a los ciudadanos colaborar y contribuir a la construcción del tejido social que siempre podrá ser perfeccionado, hasta obtener verdaderos y tangibles frutos de justicia, libertad, verdad y amor solidarios”, añadió Christophe Pierre.

Subrayó que miran con interés el trabajo legislativo y el servicio que los diputados ofrecen “a la gran nación mexicana, dejándose guiar por los valores que inspiran los verdaderos procedimientos democráticos”.

Entre estos valores, mencionó “la dignidad de la persona, el respeto de los derechos humanos y la búsqueda del bien de todos”.