Sociedad

Normalistas y cetegistas queman oficinas de gobierno en Guerrero

El grupo de manifestantes incendió las oficinas del Programa de Estímulo a la Jubilación en protesta por la desaparición de los normalistas. 
Rosario García
24 octubre 2014 16:13 Última actualización 24 octubre 2014 16:55
Durante esta semana los integrantes de la CETEG y normalistas han irrumpido en varios inmuebles gubernamentales en protesta por la desaparición de los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. (Rosario García)

Durante esta semana los integrantes de la CETEG y normalistas han irrumpido en varios inmuebles gubernamentales en protesta por la desaparición de los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. (Rosario García)

CHILPANCINGO.- Maestros cetegistas y normalistas incendiaron las oficinas del Programa de Estímulo a la Jubilación y robaron una pipa de gasolina y camiones de productos como parte de las acciones para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes así como el castigo para los responsables de los hechos violentos del pasado 26 de septiembre en el municipio de Iguala.

Primero un grupo de manifestantes llegó al Congreso del estado donde se creía se llevaría a cabo la sesión en la que los diputados diputados elegirían al gobernador interino, luego de que Ángel Aguirre Rivero, enviara la solicitud para separarse del cargo de Gobernador constitucional de Guerrero.

No se ha citado a sesión en el Congreso local, de modo tal que no había legisladores en el edificio, solo trabajadores administrativos y cuando los manifestantes se dieron cuenta de que no lograrían nada con esa movilización, desbloquearon las calles cercanas al poder legislativo y se retiraron en marcha.

El rumbo que tomaron fue hacia las oficinas del Programa de Estímulo a la Jubilación, ubicado a unos 100 metros del Congreso.

Pintaron las fachadas, rompieron cristales, abrieron los accesos y con bombas molotov empezaron a prender todo lo que ahí había: documentos oficiales como nombramientos de nuevos maestros, trámites de jubilación de docentes con 25 a 40 años de servicio y mobiliario, sin importarles que aún había personal dentro del inmueble.

Las consignas no han cambiado, “presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos”, “cárcel para los autores materiales e intelectuales”, “juicio político para Ángel Aguirre y José Luis Abarca”, éste último ex alcalde de Iguala y ahora prófugo de la justicia.

En tanto, otro grupo de normalistas y cetegistas se apostaron en la entrada norte de la ciudad para retener vehículos y se llevaron una pipa de combustible, dos camiones repartidores de refresco, uno de carnes frías y uno más de yogurt, mismos que fueron llevados a las instalaciones de la Normal Rural de Ayotzinapa, ubicadas en el municipio de Tixtla.