Sociedad

Normalistas en Oaxaca hacen una pausa en sus protestas

Sin embargo continúa el paro de labores en las 11 normales de la entidad y aseguraron que durante las protestas en la capital del estado, no saquearon comercios, ni causaron daños.
Evlin Aragón / Corresponsal
21 marzo 2014 19:20 Última actualización 21 marzo 2014 19:22
Etiquetas
Normalistas Oaxaca

En cinco semanas en paro de actividades, los normalistas dicen que no han obtenido respuesta a su pliego petitorio. (Archivo/Cuartoscuro)

OAXACA.- Integrantes de la Coordinadora Estudiantil de Normales del Estado de Oaxaca (CENEO) determinaron una tregua en sus protestas este viernes, pero continúan con el paro en 11 normales en la entidad.

La vocería de los normalistas aclaró también que en las protestas no han saqueado comercios, como el de telefonía celular y la gasolinera FONAPAS, donde estuvieron este jueves.

Descartaron que tengan programada alguna protesta en el auditorio del
Fortín, donde se ofrecerá esta noche un concierto en beneficio del DIF
estatal.

Al cumplir cinco semanas en paro de actividades, los normalistas dicen que no han obtenido respuesta a su pliego petitorio.

Este viernes cesaron sus protestas después de una semana en la que radicalizaron su presencia en calles, comercios e instituciones públicas, sin que haya ningún responsable de estos hechos.

Aseguraron que están en la mejor disposición para dialogar con las autoridades estatales.

"Se ha pedido, se ha recalcado, se ha insistido con las instancias
correspondientes pero al no tener una respuesta se tiene que emprender
acciones de protesta", afirmaron.

También comentaron que lo que han hecho son "pintas" y de la gasolinera, se obsequió el combustible a la población.

Señalaron que los actos cometidos como el vaciar las bombas de gasolina, el sustraer equipo de las instalaciones del IEEPO y otros "no es un robo" sino es un apoyo a la sociedad que el gobierno tiene en el olvido.

En la toma de la tienda Soriana advirtieron que cerrarían los accesos para que los propietarios procedieran a sacar a la gente, cosa que no ocurrió.