Sociedad

No hay evidencias sobre afectaciones de nuevo derrame en Sonora: STPS

El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, afirmó que no hay evidencias de que los nuevos derrames detectados por parte de Grupo México tengan toxicidad alguna o que pongan en riesgo a la población de Sonora.
Demian Duarte/ Corresponsal
22 septiembre 2014 20:4 Última actualización 22 septiembre 2014 20:58
Sonora. (El Financiero)

Sonora. (El Financiero)

HERMOSILLO.- No hay evidencias de que los nuevos derrames detectados en instalaciones de Grupo México y que afectarían a los ríos Bacanuchi, Sonora y San Pedro tengan toxicidad alguna o que pongan en riesgo a la población, sostuvo el secretario del Trabajo federal, Alfonso Navarrete Prida.

Durante una reunión de trabajo con el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, y miembros de la comisión que atiende la contingencia ambiental, el funcionario federal dijo que estos nuevos derrames corresponden a agua con coloración.

Se trata, agregó, de agua de lluvia con restos de óxido ferroso, a las cuales se le hicieron las verificaciones correspondientes y cuyos niveles de PH y otros análisis indican con claridad que no representan riesgos para la población o el medio ambiente.







El secretario del Trabajo sostuvo que Grupo México ha tomado las medidas necesarias y la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente, así como alcaldes y el gobierno de Sonora, realizaron este domingo una visita de campo a la zona, a fin de verificar las condiciones actuales del río.

Por otra parte, Navarrete Prida dijo que en un lapso de 47 días se ha logrado atender la situación de la zona, controlar los derrames, identificar la fuente de contaminación y hacer que la empresa se haga responsable de los daños.

Incluso agregó que a partir de mañana martes comenzarán a fluir los recursos del fideicomiso integrado para atender la situación de la población, en especial de quienes tienen actividades económicas y productivas en los municipios dañados.

En tanto, el gobernador Padrés Elías dijo que su administración ha reabierto las relaciones con la empresa de Germán Larrea y que busca que todas las instancias relacionadas cooperen para que la situación de los pobladores de la cuenca del río termine por resolverse lo más pronto posible.