Sociedad

Ningún casino podrá operar sin tener el uso de suelo correcto

Las casas de apuestas y casinos están obligadas a contar con requisitos locales tanto de uso del suelo como de protección civil, además de los permisos federales.
Fernando Ramírez de Aguilar
09 abril 2014 23:20 Última actualización 10 abril 2014 5:0
Casinos   CUARTOSCURO

El Tribunal Colegiado determinó que las autoridades municipales están en todo su derecho de exigir permisos a casinos. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Además de tener en regla los permisos federales para operar, las casas de apuestas y casinos están obligadas a contar con requisitos locales tanto de uso del suelo como de protección civil. Si no cuentan con estos permisos municipales, no podrán abrir sus puertas al público.

Así lo determinó un Tribunal Colegiado en materia Administrativa en Nuevo León, al confirmar una negativa de amparo a la administradora de casinos Grupo Codere, a quien las autoridades municipales de Monterrey, clausuraron sus establecimientos por carecer de los permisos locales.

La relevancia de este caso, es que derivado de las reformas a la Ley de Amparo, las autoridades municipales o delegacionales, podrán exigir a estos negocios los permisos correspondientes del uso del suelo y protección civil para poder funcionar, pues de no hacerlo, serán clausurados no obstante que cuenten con el permiso de la Secretaría de Gobernación.

Grupo Codere, que opera diversas casas de apuestas, recibió así un fuerte revés por parte del juez Primero de Distrito del Centro Auxiliar Federal de la Décima Región con sede en Saltillo, Sergio Javier Molina Martínez, quien les negó el amparo en contra del municipio de Monterrey rechazando sus alegatos de que contaban con un permiso de restaurante-bar que los facultaba para operar apuestas.

Tanto el juez como el tribunal colegiado, consideraron que las autoridades municipales están en todo su derecho de exigir permisos de uso del suelo y protección civil.

Grupo Codere a través de la firma Libros Foráneos, pretendía dejar sin efecto las clausuras establecidas por el municipio de Monterrey y que comenzó aplicar a las casas de apuestas, como consecuencia de la tragedia ocurrida en el “Casino Royale”, el 25 de agosto del 201l.

Con esta sentencia, el Poder Judicial de la Federación desechó los argumentos del consorcio que aseguraba que no necesitaba un permiso específico para casa de apuestas como le exigió la autoridad local.