Sociedad

Ni una sola víctima por el paso de Odile: Segob

El coordinador nacional de Protección Civil de la Segob, Luis Felipe Puente, señaló que aeronaves de la Semar y Sedena apoyarán las operaciones del Aeropuerto de Los Cabos, para facilitar el traslado de ayuda y sacar a turistas; el gobierno estatal informó que más de 5 mil personas están en refugios.
Notimex
15 septiembre 2014 17:21 Última actualización 15 septiembre 2014 17:21
Luis Felipe Puente

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, señaló que Odile no dejó ni una víctima a su paso por Baja California Sur. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La contingencia derivada por el paso del huracán Odile en Baja California Sur no dejó una sola víctima, aseguró el Coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente.

Al presentar un reporte sobre las afectaciones que provocó el meteoro, dijo que personal de la dependencia federal integradas en el Comité Nacional de Emergencia están trabajando de manera coordinada con el comité estatal y el gobierno local, y se trasladaron hacia San José del Cabo para atender a la población.

Además informó que las aeronaves de las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional apoyarán las operaciones del Aeropuerto de Los Cabos, para facilitar el traslado de ayuda así como de quienes lo requieran como turistas o pobladores varados.

El huracán Odile se mantiene en categoría I en la escala Saffir-Simpson, y se encuentra a 70 kilómetros al sureste de Loreto con vientos de 130 kilómetros por hora y se desplaza al noreste a 20 kilómetros por hora, informó el director general de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld.

El gobierno de Baja California Sur señaló que más de cinco mil habitantes de los municipios de La Paz y Los Cabos fueron llevados desde anoche a los refugios temporales, habilitados por la llegada del huracán Odile.

El gobernador de la entidad, Marcos Covarrubias Villaseñor, señaló durante la segunda sesión del Consejo Estatal de Protección Civil, que la prioridad de las instituciones de los tres niveles de gobierno es restablecer los servicios básicos a la población.

Al mismo tiempo puntualizó que los esfuerzos de garantizar la integridad de los habitantes se reforzarán en los municipios de Comondú, Loreto y Mulegé, en donde en las próximas horas se sentirán los efectos el huracán Odile.

Los servicios prioritarios que hay que trabajar en su restablecimiento son la energía eléctrica, agua potable y combustibles para La Paz y Los Cabos, precisó.

Anotó que se ha tenido una experiencia favorable en los municipios de Los Cabos y La Paz al movilizar sin contratiempo y sin vidas que lamentar a más de cinco mil ciudadanos, tres mil 100 en Los Cabos y dos mil 155 en La Paz.

“Quienes ya vivieron los efectos de este huracán -dijo- saben que no es un fenómeno cualquiera, y tiene gran poder principalmente en oleaje elevado, fuertes vientos y lluvias intensas", comentó.

NO HAY ENERGÍA ELÉCTRICA NI AGUA POTABLE

Cientos de negocios de bienes de consumo generalizado, entre ellos las gasolineras, tanto de La Paz cómo de Los Cabos, no abrieron sus puertas, porque Odile, dejó sin el suministro eléctrico ambos municipios desde las 11 de la noche de ayer, y junto con ellos, 205 mil usuarios de la Comisión Federal de Electricidad.

En La Paz y Los Cabos , no hay distribución de agua potable, pues los pozos de los que se abastecen, no cuentan con el servicio eléctrico, "y no se sabe hasta cuando", por lo que la recomendación es dosificar su uso. Igual sucede con las gasolinas, solo habrá para vehículos oficiales que trabajan para atender la contingencia.

La Secretaría de Turismo informó que los 30 mil turistas hospedados en Los Cabos, se encuentran refugiados en los mismos hoteles, muchos de estos sin energía eléctrica, pero tienen abasto suficiente de alimentos y agua potable.

En el caso de La Paz existen mil turistas, de la misma forma resguardados en sus hoteles sin contratiempos.

Por último,  la Capitanía de Puertos informó que los puertos siguen cerrados a la navegación por el oleaje elevado y marejada peligrosa que impiden esta actividad, al tiempo que reportó que no se tienen reportes de embarcaciones extraviadas.