Sociedad

Gobierno edificará casas en zona de alta marginación de Nayarit

Con recursos depositados en cuentas de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, se edificarán casas en el municipio de Nayar con valor unitario de 133 mil pesos; tendrán loza de concreto, baño, cocina y una recámara en color rosa, solo para mujeres.
Angélica Cureño / corresponsal
26 julio 2014 19:59 Última actualización 26 julio 2014 20:32
Cómo y por dónde empezar a reconstruir. (Cuartoscuro/Archivo)

La vivienda, con 50 años de vida útil, será entregada sin costo alguno para los beneficiarios en diciembre próximo. (Cuartoscuro/Archivo)

NAYARIT.- Sustituirán 400 casas de cartón y pisos de tierra por viviendas de material en el municipio de El Nayar, el cuarto con más rezago del país. Con una inversión de 53 millones autorizados vía Sedatu, CDI y Fonapo, empresas licitadas inician obras la semana próxima, con un periodo de cuatro meses.

El Nayar, con 34,300 habitantes, bajó del segundo al cuarto lugar nacional en rezago social; gobiernos federal y estatal coordinan esfuerzos para remontar cifras inyectando más y nuevos programas sociales.

Con recursos depositados en cuentas de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, se edificarán casas con valor unitario de 133 mil pesos; tendrán loza de concreto, baño, cocina y, por orden del Presidente Peña Nieto, una recámara en color rosa, solo para mujeres. Según se explicó, para evitar el hacinamiento y sus consecuencias.







La vivienda, con 50 años de vida útil, será entregada sin costo alguno para los beneficiarios en diciembre próximo. Otra mejora será el diseño de aislante térmico: templadas para el verano y calientes en invierno.

Santos Rentería, diputado local integrante de la etnia wixárika (huichol), interrogado acerca de los motivos por los cuales las comunidades, a pesar de los programas no progresan, dijo que los pueblos originarios, por idiosincrasia, usos y costumbres “no tienen una mentalidad de consumo o deseo de posesiones, por lo cual, en ocasiones, no están dispuestos a asumir las condiciones de los programas gubernamentales.

“ Eso los hace ‘chocar ´con el modelo de la sociedad mexicana” agregó; propone consultas a las comunidades y que decidan éstas los apoyos que necesitan.

La sustitución de viviendas se suma al importante número de programas destinados a la sierra nayarita, en donde los índices de desnutrición, falta de empleo o tierras cultivables y empleo son casi nulas, además de presentar gran dispersión de viviendas, pocos caminos y en mal estado.

Los índices de pobreza son abatidos con programas tales como Oportunidades, Liconsa, Diconsa, Pesa, Seguro para Mujeres jefas de Familia, comedores y huertos de traspatio, entre otros.