Sociedad

Militarización de frontera con Texas es racista: Duarte Jáquez

El gobernador de Chihuahua y el edil de Ciudad Juárez, César Horacio Duarte y Enrique Serrano, respectivamente, señalaron que la militarización de la frontera Texas-México como lo propone el mandatario de ese estado norteamericano, Rick Perry, es racista y protagónica.
Luis Carlos Cano / Correpsonsal
23 julio 2014 18:13 Última actualización 23 julio 2014 18:13
NIÑOS MIGRANTES

El éxodo que ha atraído a miles de niños centroamericanos a EUen los últimos meses fue alentado por un rumor de que se les reuniría con sus familiares. ( Archivo Cuartoscuro)

CIUDAD JUÁREZ.- El anuncio de la militarización de la frontera de Texas con México que hizo el gobernador Rick Perry, fue calificado por el gobernador chihuahuense César Horacio Duarte Jáquez y el alcalde juarense Enrique Serrano como protagónico y racista, además de que no abona a la relación entre ambos estados y esta región fronteriza.

Este es un anuncio que lleva un alto grado de protagonismo, enfatizó
Duarte Jáquez, durante la visita que hizo este miércoles a Ciudad Juárez.

Por su parte, Blanca Rivera, de la Casa del Migrante en esta ciudad y Carlos Murillo, vocero del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte, señalaron que la medida sólo generará más violencia contra los migrantes, porque no se evitará que ellos sigan intentando cruzar la frontera y si les aumenta los riesgos a su integridad en el intento por llegar a Estados Unidos.

“Estos anuncios son recurrentes en Texas, no es novedad. Respeto la decisión del estado de Texas pero no me parece que abone a la relación que debemos llevar”, expresó sobre ello el gobernador César Duarte.

Dijo que Chihuahua ha hecho un gran esfuerzo por abonar a la seguridad y a la convivencia pacífica en la frontera, pero es muy distinto el discurso del gobierno federal norteamericano al del estado de Texas, por lo tanto, lo vería más como un anuncio publicitario que como una acción real en Texas.

A pregunta expresa si este anuncio del gobernador Rick Perry es protagónico o racista, Duarte Jáquez dijo que lleva los dos factores.

Asimismo, dijo que el cruce ilegal a Estados Unidos implica un riesgo para los migrantes que son explotados, defraudados y extorsionados por los “polleros” o detenidos por la autoridad.

“El ser indocumentado los pone en una condición de vulnerabilidad permanente”, expresó.

Sobre el tema, el presidente municipal de Juárez, Enrique Serrano Escobar consideró que en esta zona fronteriza no es necesario tomar medidas tan drásticas que sólo afectan la buena relación entre las autoridades y la población de esta región.

Además de que por aquí no se da tanto el cruce de niños migrantes, que es lo que ha dado origen a ese anuncio del gobernador de Texas, comentó el alcalde.

Serrano Escobar dijo que este tipo de situaciones es mejor resolverlas por la vía del diálogo, pues aparte la frontera con Texas está separada por la malla que los estadounidenses construyeron años atrás, y se mantiene la vigilancia por parte de los agentes de la Patrulla Fronteriza.

La activista Blanca Rivera, de la Casa del Migrante en Ciudad Juárez, dijo que las personas que logran arribar a esta frontera desde el sur de México o los países centroamericanos no se detendrán en su objetivo de cruzar al vecino país, a pesar del peligro que representa.

Comentó que a diario salen de las instalaciones de este albergue para adultos, entre cinco y siete migrantes en tránsito, es decir, gente que viene de Centroamérica y que hicieron su última parada en esta ciudad antes de intentar cumplir su sueño en el país norteamericano.

Afirmó que la medida sólo terminará por generar más violencia contra los migrantes, porque no se evitará que ellos sigan intentando cruzar la frontera, sólo complicará más los riesgos que toman para alcanzar el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Carlos Murillo, vocero de Derechos Humanos Paso del Norte, dijo que la razón por la que los indocumentados abandonan su país de origen son las cuestiones de seguridad, pero en su huida de la violencia terminarán por toparse con más de lo mismo.

Destacó que el anuncio de militarizar la frontera de Texas y México no ayuda a combatir el fenómeno migratorio, pero sí en cambio perjudica a los indocumentados y hasta a la población mexicana por ser señalada como el enemigo, es decir, un posible migrante más.

México es el principal cruce de los migrantes hacia Norteamérica, por lo que la relación entre ambos países se vuelve hostil, situación que se recrudecerá con medidas como militarizar la frontera, agregó.