Sociedad

Miles de maestros emigran de Tamaulipas por falta de empleo

La delegación de la SEP en ese estado dijo que la falta de empleo en la entidad ha obligado a que más de 2 mil maestros salgan del estado en busca de opciones y también ha impuesto que las 15 normales en Tamaulipas reduzcan su cupo.
Perla Reséndez / corresponsal
28 octubre 2014 16:13 Última actualización 28 octubre 2014 16:13
 [Seguirán suspendidas las clases en escuelas que no garanticen la seguridad y salud de los alumnos / Cuartoscuro]  

[Seguirán suspendidas las clases en escuelas que no garanticen la seguridad y salud de los alumnos / Cuartoscuro]

VICTORIA, Tamaulipas.- La falta de trabajo en el área docente en Tamaulipas, ha obligado a 2 mil 300 maestros a salir del estado para buscar oportunidades laborales en escuelas públicas o privadas de otras entidades.

El delegado de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Juan Leonardo Sánchez Cuéllar, comentó que estados como Veracruz, San Luis Potosí y el Distrito Federal, son los más recurridos por los profesores de Tamaulipas para buscar trabajar en la profesión para la que se prepararon en las aulas; los que no, se integran al comercio informal.

Tan sólo en este año, 2 mil 650 egresados de las escuelas normales presentaron el examen nacional de oposición, pero tan sólo 150 fueron contratados y el resto se integró a las filas del desempleo.

El delegado en Tamaulipas de la SEP, explicó que Tamaulipas produce muchos docentes cada año, debido a que cuenta con 15 escuelas normales, las cuales por este motivo, han tenido que reducir el cupo de estudiantes a 30 alumnos por ciclo.

“El año anterior egresaron 400 nuevos maestros, para el ingreso del nuevo ciclo escolar que se avecina se ha reducido todavía más, ahora se aceptará en las normales un total de 200 a 250″.

En este sentido, Sánchez Cuéllar, aceptó que anteriormente Tamaulipas producía maestros para el desempleo.

“Estaba, ya no; ahora todo tiene que ser planeado, esa es la razón de ser de todas estas reformas, de todos estos reordenamientos, porque sí estábamos mandando al desempleo”, dijo el funcionario.

Recordó que antes de 1981 todos los que estudiaban para ser maestros tenían una plaza asegurada, sin embargo, la saturación de profesores obligó a reducir la matrícula en aquel año.

“En 1981 empezó a reducirse el ingreso, porque todavía en aquella época quien ingresaba a una escuela normal prácticamente tenía cubierta su jubilación, por ingresar ya tenía asegurada una plaza”.

Indicó que con las circunstancias de ahora, no es garantía que un alumno al estudiar para maestro tenga asegurada su plaza; aunque tampoco se puede asegurar que no falten maestros en algunos lugares.