Sociedad

Mancera reconoce que Línea 12 no estaría lista en los 6 meses previstos

El jefe de Gobierno informó que el tema de la seguridad es lo importante por lo que hasta que no se tenga la confirmación correspondiente no se dará una fecha de apertura. 
Rafael Montes
10 julio 2014 15:32 Última actualización 10 julio 2014 15:32
Reparación en la Línea 12 del Metro. (Cortesía)

Reparación en la Línea 12 del Metro. (Cortesía)

CIUDAD DE MÉXICO.- El jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, reconoció que la Línea 12 del Metro podría no estar lista en los seis meses que se habían considerado de plazo para poder reabrir el tramo en reparación.

A pesar de que en mayo dijo que cabía la posibilidad de que la Línea 12 del Metro estuviera lista en menos de seis meses, este jueves aclaró que ese lapso de tiempo no era seguro.

“Nunca lo hemos asegurado”, afirmó.

Cuestionado sobre el anuncio de que la empresa SYSTRA entregará hasta agosto el informe final del diagnóstico que hizo a la Línea 12 en el tramo actualmente cerrado, de 11 estaciones, el mandatario capitalino dijo que “según el informe que tengo de la Secretaría de Obras, todos los tiempos están de acuerdo al calendario que han planteado” y agregó que esperan para el 24 de julio dicho documento.

Sin embargo, reiteró que la reapertura “es un tema de seguridad y hasta en tanto no esté cubierto todo el esquema de seguridad y tengamos la certificación correspondiente, no podemos hablar de ninguna apertura. Esperamos y confiamos en que se pueda realizar una puesta en funcionamiento en cuanto se termine las reparaciones sustanciales y necesarias y conforme nos vayan marcando estos expertos de que ya puede funcionar”.

Mancera Espinosa insistió en que colocará en primer lugar la seguridad de los ciudadanos y asumirá el costo político de esto, pero que no apresurará la puesta en marcha de la Línea Dorada.

“La imagen no es un tema que nosotros tengamos que estar cuidando, sino lo que nosotros tenemos que cuidar es la seguridad de la ciudadanía; no me serviría de nada echar andar la Línea sin tener una certeza al 100 por ciento, sin tener una certificación o sin que se terminen los trabajos para que a la vuelta de tres o cuatro años tengamos algún problema mayor”, afirmó.