Sociedad

Liberan carretera federal Iguala – Ciudad Altamirano en Guerrero

Habitantes del municipio de Teloloapan, encabezados por el ex edil Pedro Pablo Urisotegui tenían bloqueada desde la semana pasada esta vía para demandar seguridad en la zona.
Enrique Villagómez/Corresponsal
24 febrero 2014 13:43 Última actualización 24 febrero 2014 14:48
Etiquetas
 [Tras los hechos, padres de familia y vecinos bloquearon la carretera Reynosa – San Fernando./Tomada de Twitter] 

Durante el desalojo, fueron detenidas 20 personas. (Archivo)

ACAPULCO.- Elementos de la Policía Federal con el apoyo de Marina, Ejército y Policía estatal, lograron desalojar el bloqueo sobre la vía federal Iguala-Ciudad Altamirano, que desde hace una semana mantenían habitantes del poblado de Teloloapan, Guerrero.

Alrededor de las 06:00, las fuerzas federales despejaron esta importante vía de comunicación que conduce a la región de la tierra caliente de Guerrero, misma que desde hace una semana fue bloqueada por habitantes del municipio de Teloloapan encabezados por su ex alcalde Pedro Pablo Urisotegui, quienes reclamaban mayor seguridad en la zona.

Tras el desalojo que realizaron fuerzas federales, se logró la detención de 20 personas, que fueron puestos a disposición de las autoridades competentes.

Recientemente, el alcalde de Teloloapan, Ignacio de Jesús Valladares, había advertido que podría generarse un enfrentamiento entre bloqueadores y afectados, debido a los “cuantiosos daños que ese movimiento estaba provocando a la economía regional”.

El viernes pasado, alrededor de 250 habitantes de la comunidad de Alpixafia, armados con palos, piedras y encapuchados, marcharon para exigir a las autoridades el desalojo del cerco que los seguidores de Pedro Pablo Uriostegui.

Tras desalojar la vía federal Iguala-Ciudad Altamirano, las fuerzas federales ingresaron al palacio municipal de Teloloapan para verificar que no se encontraran personas retenidas.

Al momento en que llegaron los efectivos de la PF y de las Fuerzas Estatales, las personas que mantenía el bloqueo portaban machetes y escopetas, pero dialogaron de manera pacífica y no se opusieron al desalojo.