Sociedad

Levantan veda a 19 pozos de agua de consumo humano en Sonora

Después de tres meses de contingencia debido al derrame de sulfato de cobre y metales pesados de una mina de Grupo México en el Río Sonora, se levantó la veda para 19 pozos existentes en la zona luego, de que la Cofepris determinó que ya es apta para consumo humano.
Demian Duarte/ corresponsal
09 octubre 2014 14:47 Última actualización 09 octubre 2014 15:9
SONORA

Este lunes se inició el ciclo escolar 2014-2015 en los siete municipios afectados por el derrame tóxico del Río Sonora, después de haberse suspendido por contigencia ambiental. (Archivo/Cuartoscuro)

HERMOSILLO, Sonora.- Luego de tres meses de contigencia y problemas derivados de los derrames de súlfato de cobre y metales pesados en la cuenca del Río Sonora este jueves se levantó la veda para 19 de los 38 pozos existentes en la zona luego de que la Cofepris determinó que ya es apta para uso y consumo humano.

En medio de las medidas de limpieza y con acciones cuestionadas por parte de la población afectada respecto a la entrega de pagos para la reparación de daños a la actividad productiva en la zona, por la contaminación provocada por Grupo México en la zona del Río Sonora, el Secretario de Salud, Bernardo Campillo García y el Vocal Ejecutivo de la Comisión Estatal del Agua (CEA) René Luna Sugich junto con Rocío Alatorre, Comisionada para la Evidencia y Manejo de Riesgos de la Comisión Federal para Riesgos a la Salud (Cofepris), llevaron a cabo el protocolo para reabrir los pozos.

Se cumple una prioridad de devolver el agua los ciudadanos, señaló el Secretario de Salud, Bernardo Campillo García.


El compromiso del gobierno del Estado es mantener informada la población y continuar con los procesos de monitoreo el tiempo que sea necesario para continuar garantizando el abasto del vital líquido para los alrededor de 23 mil habitantes de los siete municipios afectados.

Rocío Alatorre de Cofepris explicó los mecanismos y monitoreos que se realizaron durante el tiempo que los pozos estuvieron parados como medida preventiva, así como las muestras tomadas durante los trabajos de prueba con los pozos en movimiento mediante lo cual en coordinación con Conahua se canalizó el agua al cauce del Río.