Sociedad

La ‘canícula’ llegará a México; trae calor y pocas lluvias

Meteorólogos estiman que la canícula llegará esta última semana de julio y podría extenderse todo agosto y hasta mediados de septiembre.
Miriam De Regil
24 julio 2014 22:34 Última actualización 25 julio 2014 5:0
Calor (Cuartoscuro)

Es importante protegerse de los rayos del sol en los próximos días. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La última semana de julio iniciará la canícula en México, evento que para muchos es conocido como el periodo del año donde se presentan los días más cálidos; sin embargo, este fenómeno consiste en la disminución de precipitaciones durante la temporada de lluvias.

Los meteorólogos estiman que la canícula podría abarcar todo el mes de agosto e inclusive llegar a extenderse hasta mediados de septiembre.

De acuerdo con Carlos Garrido, jefe de Pronóstico Estadístico del Clima del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la canícula, también conocida como sequía estival, medio verano o veranillo, está en la fase de transición.

“La canícula está asociada antiguamente a un fenómeno astronómico, por ello hay en la cultura popular un arraigo y fechas fijas respecto de su inicio, pero en realidad no existe un día exacto para su arranque, y este depende de la misma variabilidad del clima y del ciclo anual de la distribución de las lluvias”, comentó.

El fenómeno, explicó el meteorólgo, es un descenso en las precipitaciones alrededor del mes de julio y septiembre, y cuyos patrones no son nunca los mismos en todas las regiones.

Hoy en día, anotó, existen varias teorías que explican qué provoca la canícula, y en términos muy simples es algo que se asocia al calentamiento y enfriamiento de los océanos y el continente.

Respecto de las altas temperaturas que se registran durante la canícula, indicó, estas van asociadas debido que al “presentase una reducción de lluvias y estar dentro del periodo de verano empiezan aumentar el calor particularmente durante las tardes”.

Los valores, destacó el especialista del SMN, dependerán de la región, pues hay puntos del país donde es normal que se registren temperaturas mayores a 35 grados, mientras que en otros 30 grados son considerados como elevados.

“Es importante tener un seguimiento constante, un monitoreo y llevar el registro pues el fenómeno es muy importante particularmente para el sector productivo, sobre todo en la agricultura, la cual depende mucho de las lluvias”, concluyó.