Sociedad

IP michoacana pide pacificar Tierra Caliente

Sólo en un ambiente de legalidad y paz se puede alentar el desarrollo de la iniciativa privada, afirmó el empresario de Apatzingán, Sergio Ochoa.
Arturo Estrada/ corresponsal
02 enero 2015 10:50 Última actualización 02 enero 2015 10:50
A pesar de que se ha reforzado la seguridad en la región de Tierra Caliente, la percepción de inseguridad se mantiene entre empresarios y pobladores. (Archivo/Cuartoscuro)

A pesar de que se ha reforzado la seguridad en la región de Tierra Caliente, la percepción de inseguridad se mantiene entre empresarios y pobladores. (Archivo/Cuartoscuro)

MORELIA.- La población de la Tierra Caliente demanda que se pacifique tal región, para que existan las condiciones sociales y económicas que permitan alentar a la iniciativa privada, dijo el empresario y productor limonero de Apatzingán, Sergio Ochoa Vázquez.

En este mismo sentido, el empresario manifestó que es imperativo que tanto el gobierno como la sociedad sumen esfuerzos con el propósito de que en la Tierra Caliente retorne la paz y la tranquilidad social.

A su juicio, las pugnas entre grupos antagónicos en Buenavista Tomatlán no deben derivar en un clima que trastoque el avance que se ha tenido en la región de Tierra Caliente, en lo que hace a la contención del crimen.

Ochoa hizo notar que los órdenes de gobierno deben proseguir trabajando todos los días con la finalidad de que reactive la economía de la región y paralelamente se generen nuevas fuentes de empleo.

En rueda de prensa, el empresario reconoció el trabajo que viene realizando el gobierno federal para pacificar el estado para crear la condiciones de desarrollo integral que merecen los michoacanos.

Se pronunció a favor de que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto prosiga apoyando a la gente más pobre y que vive en las regiones más remotas, con el objeto de ir restableciendo el tejido social en el estado.

Finalmente, Ochoa Vázquez afirmó que en Michoacán la ley se debe aplicar por igual, toda vez que quien cometa un ilícito debe pagar su culpa, pues la legalidad se debe restablecer plenamente.