Sociedad

Padres de normalistas, decepcionados tras reunión con autoridades

Tras reunirse en privado con los representantes de Segob y PGR, el vocero de los padres afectados, Vidulfo Rosales Sierra, expresó la insatisfacción que prevaleció porque, dijo, “se esperaban mejores noticias sobre sus hijos”.
Enrique Villagómez/corresponsal
20 octubre 2014 18:40 Última actualización 20 octubre 2014 18:59
PADRES NORMALISTAS

El vocero de los padres afectados Vidulfo Rosales Sierra, expresó que “se esperaban mejores noticias sobre sus hijos” tras reunión con Segob y PGR. (Archivo/Cuartoscuro)

ACAPULCO. Padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos, desde hace 23 días en Iguala Guerrero, calificaron de limitada e incompleta la información de la indagatoria que realizan las autoridades federales para dar con el paradero de sus hijos.

Tras reunirse en privado, por más de cuatro horas, con el Secretario de Gobernación (Segob) Miguel Ángel Osorio Chong y con el Procurador General de la Republica (PRG), Jesús Murillo Karam, así como con el subsecretario Luis Enrique Miranda, el vocero de los padres afectados Vidulfo Rosales Sierra, expresó la insatisfacción que prevaleció, porque padres “se esperaban mejores noticias sobre sus hijos”.

“Nos explicaron sobre las detenciones que han hecho y sobre las líneas de investigación que hay dentro del caso, pero no nos dieron la información que nosotros esperábamos”, señaló el también defensor de los derechos humanos de la agrupación Tlachinollan.

Originalmente la reunión fue programada en el  hotel Holiday Inn de la zona diamante de Acapulco, pero ante la presencia de los medios de comunicación se cambió hacia un salón privado del aeropuerto internacional Juan Álvarez.

Durante la reunión no se permitió ningún contacto con los dos secretarios del gabinete, mismos que tras concluir el encuentro con los padres de los normalistas desaparecidos y algunos representantes de organizaciones sociales, abordaron inmediatamente un avión privado del gobierno federal.

Por su parte, los padres de familia fueron sacados de la terminal aérea a bordo de dos autobuses del servicio público de transporte, y tras ser perseguidospor los reporteros y corresponsales, detuvieron la marcha de las unidades para que vocero, Vidulfo Rosales Sierra, sostuviera una breve entrevista con los medios de comunicación.

Rosales Sierra afirmó que los padres de familia siguen con la expectativa y la esperanza de encontrar con vida a sus hijos y que las investigaciones que se realizan al respecto, puedan arrojar cosas positivas para castigar a los responsables de desaparecer a los normalistas.

Dijo que los secretarios del gabinete les explicaron que los municipios donde la federación ha tomado el control de la seguridad, es porque forman parte del área de influencia donde opera el grupo criminal de los Guerreros Unidos, y es ahí donde se ha expandido la búsqueda de los 43 desparecidos.

“La línea de investigación que lleva a cabo el gobierno federal se basa en tres puntos que son: la detención de todos los involucrados en la desaparición de los jóvenes,la segunda es la obtención de información por parte de los detenidos que forman parte de la estructura criminal y la tercera es la búsqueda de los 43 normalistas a través de la policía federal y la gendarmería”.

El defensor de los derechos humanos comentó que los padres propusieron a los secretarios coadyuvar con una búsqueda alternativa de los desaparecidos, a partir de información que ellos reciben y con la asistencia técnica de la Comisión Interamericana.

“Los padres de familia siguen teniendo esperanzas de encontrarlos con vida, por eso la exigencia hacia las autoridades federales de que los busquen en vida, no de otra manera”.

El declarante aseguro que también le plantearon al secretario de gobierno Miguel Ángel Osorio Chong y al titular de la PRG, Jesús Murillo Karam, que la Procuraduría General de Justicia de Guerrero (PGJE) realizó un mal procedimiento en la exhumación de los primeros cadáveres que fueron localizados en cinco fosas clandestinas en Iguala.

“La información que tenemos y que la hemos corroborado con nuestros peritos es que se hizo un mal procedimiento para la exhumación de los cuerpos, por parte de la procuraduría general de justicia de Guerrero, y eso derivo en un mal proceso de identificación de esos cadáveres”.

Después de atender a los medios de comunicación, la caravana de autobuses y coches particulares que acompañan a los padres de familia de los desaparecidos, regresaron a las instalaciones de la normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, donde celebrarían una reunión para informar a toda la comunidad sobre el resultado del encuentro con los secretarios del gabinete federal.