Sociedad

Industria del reciclaje está todavía en "pañales": empresario

El 70% de los envases plásticos PET (alrededor de 10 mil toneladas) que se tiran a la basura en la entidad, es utilizado para darle valor agregado o venderlo como materia prima a otras plantas de México y el extranjero, indica el empresario. 

Patricia Hernández / corresponsal
23 febrero 2014 19:29 Última actualización 23 febrero 2014 19:30
Etiquetas
reciclaje

El reciclaje no sólo trae beneficios económicos, sino también para el medio ambiente. (Cuartoscuro)

VILLAHERMOSA.- La industria del reciclaje comienza a dar resultados y beneficios importantes no sólo económicos sino también para el medio ambiente “pero estamos en pañales, aún hay mucho por hacer”, señaló el fundador y director general de la empresa Poliplast S. A. de C. V., Waldo Carrasco Hurtado.

No es posible, dijo Carrasco Hurtado, que la mayoría de los insumos que se utilizan en el estado de Tabasco vengan de fuera, desde un tornillo, frituras, artículos de limpieza y acero, por citar algunos. “Ahí es donde están nuestras oportunidades”, apuntó.

El empresario precisó que el 70 por ciento de los envases plásticos PET (alrededor de 10 mil toneladas) que se tiran a la basura en la entidad es utilizado por su empresa para darle valor agregado o venderlo como materia prima a otras plantas de México y el extranjero.

El fundador de Poliplast S. A. de C. V de origen duranguense pero con más de 35 años de radicar en el estado, inició hace 25 años con la compra-venta de bolsas de polietileno en el municipio de Cárdenas, y en 1997 adquirió su primera maquinaria para industrializar este producto.

Actualmente la empresa Poliplast cuenta con seis plantas que generan 300 empleos directos y más de mil indirectos, con una amplia línea de productos de polietileno que se comercializan en todo el sureste mexicano, lo cual la ha consolidado como líder del ramo en la región.

El resto de los materiales convertidos que no se utilizan en procesos propios como polipropileno, es vendido en Estados Unidos, mientras que el PET (Tereftalato de polietileno), se envía a Francia, China y Honduras para continuar su proceso en otras plantas.