Sociedad

INAH autoriza al GDF volver a tocar escultura de "El Caballito"

La efigie ecuestre de Carlos IV fue dañada el año pasado, cuando un restaurador contratado por el gobierno de la ciudad, intentó limpiar la estatua con sustancias agresivas que dañaron la capa superior de la escultura.
Rafael Montes
09 abril 2014 16:29 Última actualización 09 abril 2014 16:30
Etiquetas
El Caballito  CUARTOSCURO

En esta ocasión los trabajos de restauración serán supervisados directamente por el INAH. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El gobierno de la ciudad recibió el aval del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que el Fideicomiso Centro Histórico de la Ciudad de México inicie los trabajos de investigación científica que permitirá formular el proyecto para la restauración de la Escultura Ecuestre de Carlos IV conocida como “El Caballito”.

En un comunicado se informó que se designó al maestro Mauricio Jiménez como restaurador responsable de los estudios que ejecutarán científicos del Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad La Salle, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares.

Los expertos y las Instituciones participarán de manera honorífica, sin cobro por su colaboración.

Durante los últimos meses, el Fideicomiso Centro Histórico de la Ciudad de México y un equipo de reconocidos expertos en restauración de monumentos históricos elaboraron un estudio de materiales, encabezado por el restaurador Agustín Espinosa, el ingeniero Luis Torres Montes y el maestro en Arquitectura Marco Aurelio Maza.

"Todos los trabajos se realizarán con la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)", aseguró el gobierno capitalino.

Los trabajos que se realizarán son: Registro fotográfico, registro gráfico del estado de conservación, levantamiento arquitectónico, escaneo 3D, fluorescencia de rayos X del metal y la piedra in situ, inspección por ultrasonido del metal, metalografía con toma de muestras, ensayos de dureza, colorimetría, petrografía y ensayos físicos del material pétreo, radiografía industrial (gammagrafía), microscopía electrónica de barrido, espectroscopía de energía dispersiva de rayos X característicos, fluorescencia de rayos X, difracción de rayos X, microscopía electrónica de transmisión, termografía infrarroja, inspección por líquidos penetrantes, análisis de absorción de la piedra, determinación del contenido de humedad en el interior del pedestal, análisis de esfuerzos (elementos finitos), prospección con georadar, documentación de condiciones ambientales, elaboración de probetas de fundición y pátinas e investigación historiográfica.

Con estos trabajos se determinarán las características del proceso de restauración necesario para asegurar la óptima conservación de “El Caballito” y de su pedestal. Dicha restauración también deberá ser autorizada y supervisada por el INAH.

El Fideicomiso Centro Histórico de la Ciudad de México, estima que será esta semana cuando inicie el movimiento de andamios necesario para realizar los primeros procedimientos.

La efigie ecuestre de Carlos IV fue dañada el año pasado, cuando un restaurador contratado por el gobierno de la ciudad, intentó limpiar la estatua con sustancias agresivas que dañaron la capa superior de la escultura.