Sociedad

Iglesia pide 'cambios' al gobierno mexicano por violencia

El cardenal Norberto Rivera, dijo que se seguir "haciendo lo mismo vamos a tener el mismo resultado"; por otra parte, el Centro Católico Multimedia, divulgó un informe que denuncia que México es el país latinoamericano más peligroso para los sacerdotes.
AP
21 diciembre 2014 14:13 Última actualización 21 diciembre 2014 14:13
[Norberto Rivera/Arzobispo de México/Imagen de archivo/Cuartoscuro]  Se realizaría en octubre, estima arzobispo.

[Norberto Rivera/Arzobispo de México/Imagen de archivo/Cuartoscuro]  Se realizaría en octubre, estima arzobispo.

CIUDAD DE MÉXICO. La Iglesia católica pidió "cambios" al gobierno del presidente mexicano para que ataje la actual crisis social y de violencia que vive el país, que se ha convertido en el más peligroso de América Latina para ejercer el sacerdocio, según un informe de la Iglesia mexicana.

"La situación de crisis actual exigen cambios en México (...) son absolutamente necesarios", comentó Norberto Rivera, cardenal y arzobispo de la Ciudad de México en un encuentro con periodistas en el que también destacó que el papa Francisco sigue de forma continua y con "preocupación" los sucesos que tienen lugar en el país.

El presidente Enrique Peña Nieto "sabrá cómo afrontar esto, si con las mismas personas o personas distintas", dijo. Dijo estar convencido de que debe haber cambios de "estrategias", "dinámicas" y "actitudes", pues "si seguimos haciendo lo mismo vamos a tener el mismo resultado", subrayó.

Asimismo, opinó que un problema de México es la "impunidad" y que "no puede haber paz ni reconciliación si no hay justicia".

De forma paralela, el Centro Católico Multimedia, una entidad dependiente de la iglesia católica mexicana, divulgó este domingo un informe en el que denuncia que México es el país latinoamericano más peligroso para los sacerdotes, con una tendencia al alza en el número de religiosos asesinados y secuestrados.

El documento indica que desde que llegó al poder Peña Nieto, se tiene registro de ocho sacerdotes asesinados y dos desaparecidos y lamenta que pese al alza de atentados contra religiosos "las autoridades les brindan poca o nula protección".