Sociedad

Iglesia califica como positiva la apertura de cuarteles militares

Los obispos de las cuatro arquidiócesis de Guerrero opinaron que la decisión de dar acceso a las instalaciones militares para que familiares busquen a los normalistas desaparecidos aliviará la idea de que la milicia está involucrada en esos lamentables hechos.
Enrique Villagómez/Corresponsal
15 enero 2015 15:36 Última actualización 15 enero 2015 15:36
En conferencia de prensa, los obispos opinaron Guerrero cuenta con las condiciones para llevar a cabo las elecciones en la entidad. (Enrique Villagómez)

En conferencia de prensa, los obispos opinaron Guerrero cuenta con las condiciones para llevar a cabo las elecciones en la entidad. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO.- La Iglesia Católica en Guerrero calificó como positiva la iniciativa de abrir los cuarteles militares para que los familiares de los 42 jóvenes desaparecidos en Iguala, los busquen en esos lugares y descarten por completo cualquier idea de que la milicia está involucrada en esos lamentables hechos.

Asimismo, dieron su respaldo al Instituto Nacional Electoral (INE), para que desarrolle en tiempo y forma el proceso electoral que se tiene previsto para renovar los poderes ejecutivo y legislativo en esta entidad, el próximo 7 de junio.

En conferencia de prensa conjunta, los obispos de las cuatro arquidiócesis de Guerrero, Carlos Garfías Merlos (Acapulco), Alejo Zavala Castro (Chilpancingo-Chilapa), Dagoberto Sosa Arriaga (Tlapa de Comonfort) y Maximino Martínez Miranda (Ciudad Altamirano), coincidieron en calificar como positiva la apertura que ofreció el ejército para permitir que sean buscados en sus cuarteles a los 42 jóvenes desaparecidos en Iguala.

“Sin duda esto ayudará a relajar la animadversión que algunos grupos sociales tienen hacia el ejército mexicano. No podemos más que reconocer este gesto de buena voluntad, y entendemos que se hace con la intensión de disminuir la duda que se tiene hacia nuestros soldados”, dijo el arzobispo de Acapulco Carlos Garfías Merlos.

Por otra parte, los responsables de la iglesia católica en la región de la montaña (Tlapa de Comonfort) y Tierra Caliente (Ciudad Altamirano), que son consideradas como de alto riesgo por la presencia de grupos radicales que apoyan el movimiento de Ayotzinapa y de la delincuencia organizada, reconocieron el compromiso que asumió el INE para llevar a cabo las elecciones en Guerrero, a pesar de los contratiempos que está enfrentando por la oposición de algunos grupos que se oponen al desarrollo del proceso electoral el próximo 7 de junio.

“Sin duda las elecciones son la mejor oportunidad que tiene los ciudadanos para expresar cualquier tipo de inconformidad hacia el gobierno o las instituciones. Aun cuando hay varias alcaldías tomadas desde hace dos meses, si hay condiciones para que se lleven a cabo las elecciones en esta parte de Guerrero”, afirmó Dagoberto Sosa Arriaga, obispo de Tlapa de Comonfort.

“Quienes tienen algún tipo de inconformidad deben abrirse al dialogo para que puedan resolver sus problemas. No se obtiene nada bueno atentando contra el derecho que tiene la ciudadanía para elegir a sus gobernantes”, dijo el obispo de Ciudad Altamirano, Maximino Martínez Miranda.

Los cuatro obispos de las arquidiócesis en Guerrero, reconocieron que la crisis social y política tiene “en suspenso a todos”, sobre todo por la incertidumbre que hay sobre la ruta y el tiempo que se mantendrá la problemática que se derivó por el ataque y la desaparición a los jóvenes normalistas en Iguala.

Se pronunciaron por establecer un diálogo profundo, abierto, transparente e incluyente entre todos los grupos inconformes y los representantes del gobierno federal y estatal, con el objeto de poder superar la crisis en que se ha caído.