Sociedad

Identifican a cuatro de las víctimas del accidente aéreo en Sinaloa

Tres de los pasajeros que perdieron la vida al desplomarse la avioneta en la que viajaban eran originarios de Hermosillo, Sonora y uno de Chihuahua, aún falta otro por identificar.
Carlos Velázquez / corresponsal
10 septiembre 2014 14:52 Última actualización 10 septiembre 2014 14:52
Avioneta se desploma en Sinaloa. (Carlos Velázquez)

La avioneta se desplomó ayer, los cinco pasajeros perdieron la vida. (Carlos Velázquez)

LOS MOCHIS.- Cuatro de las cinco personas que murieron calcinadas en el accidente de una avioneta en Guasave, el pasado martes, fueron identificados por sus familiares, quienes afirmaron que eran hombres de bien y nada tenían que ver con actividades ilícitas.

Tres eran originarios de Hermosillo, Sonora y uno de Chihuahua, aún falta otro por identificar.

De acuerdo al reporte de la Policía Ministerial, las personas que fallecieron en el accidente fueron identificadas como: Eder Adalberto Morales Ibarra de 28 años de edad, quien laboraba para la Asociación Ganadera de Hermosillo. 

Asimismo fueron identificados Bruno César Bojorquez, Gustavo Arturo Lobo Morales y Julián González Vázquez, los dos primeros de Hermosillo y el tercero, originario de Chihuahua, de 46 años de edad.

La avioneta accidentada tenía matrícula XBHUO y era una Cessna 206 con capacidad para seis pasajeros; realizaba un vuelo de noroeste a sureste entre Sonora y Sinaloa y se presume que tuvo alguna falla en el motor cuando sobrevolaba entre los ejidos Batamote y La Presita en el municipio de Guasave, a unos 170 kilómetros al norte de Culiacán.

Algunos vecinos manifestaron que vieron a la aeronave irse a pique en los sembradíos e inmediatamente explotó. Los restos de la avioneta quedaron esparcidos en un perímetro de unos 60 metros.

Cuatro de los cinco pasajeros quedaron completamente calcinados y sólo uno quedó con parte de la ropa y su cara visible.

Los cuerpos permanecen en la funeraria Sedano de esta ciudad en espera de que se realizan los peritajes correspondientes para identificarlos plenamente y entregarlos a sus familiares.