Sociedad

Habitantes de Altamira se arman con palos y machetes para vigilar ante ola de robos

Luego de los constantes robos domiciliarios y a transeúntes en el fraccionamiento Unidos Avanzamos en Altamira, y ante la falta de resultados por parte de las autoridades municipales y estatales, los ciudadanos decidieron organizarse y armarse para enfrentar a los delincuentes.
Perla Reséndez / corresponsal
03 noviembre 2014 15:11 Última actualización 03 noviembre 2014 15:38
Tras la entrega de las casas como parte de la reubicación de familias en el fraccionamiento Unidos Avanzamos en Altamira, el gobierno de Tamaulipas dejó de apoyar con la seguridad. (Tomada de Tamaulipas.gob.mx)

Tras la entrega de las casas como parte de la reubicación de familias en el fraccionamiento Unidos Avanzamos en Altamira, el gobierno de Tamaulipas dejó de apoyar con la seguridad, acusan ciudadanos. (Tomada de Tamaulipas.gob.mx)

ALTAMIRA.- Desde las 9:00 de la noche y hasta las 5:00 de la mañana, habitantes del fraccionamiento Unidos Avanzamos en Altamira, al sur de Tamaulipas, se arman con palos y machetes para vigilar el área, luego de que constantemente han sufrido de robos en sus domicilios y a los mismos vecinos que transitan el sector.

Raquel Loredo Ruiz, Gestora del Fraccionamiento, señaló que pese a que se ha exigido el redoblamiento de la vigilancia en ese fraccionamiento, el interés de las autoridades de seguridad es nula.

Explicó que desde hace 15 días implementaron esta medida, luego de los constantes robos domiciliarios y a transeúntes, sin contar con el apoyo de las fuerzas policiales.

Otro factor que influye en el incremento de los robos, incluso violentos, es la falta de alumbrado público, “además hay mucho monte y es ahí en donde se esconden los delincuentes para robarnos y asaltarnos”, luego de que explica, el sistema de alumbrado público también fue sustraído por los ladrones.

“Los mismos vecinos se han reunido y se han puesto de acuerdo para vigilar la casas y la gente que llega y sale del fraccionamiento”, indicó la entrevistada.

El fraccionamiento Unidos Avanzamos se encuentra ubicado al noroeste de la cabecera municipal, encontrándose aislada por parcelas de siembra y ganadería.

Precisó que la vigilancia a través de la Gendarmería Nacional es muy esporádica, por lo que consideran insuficiente, pues los maleantes esperan que se retiren para cometer los ilícitos.

“El problema es que pasan, hacen su rondín y se salen y el problema es que queremos más constancia, no precisamente que estén ahí de planta”, expuso Loredo Ruiz.

Incluso mencionó que el cárcamo de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado ya ha sido robado en varias ocasiones; “ya está desmantelado, le roban el cableado y hasta las bombas”.

Los delitos han disminuido en gran forma –aseguró-, sin embargo no es trabajo de los ciudadanos mantenerse exentos de los robos y atracos.

Los rondines son implementados por 5 a 8 personas del sexo masculino, rotándose cada día, durante toda la semana.

La entrevistada señaló que en ocasiones dejan de vigilar el fraccionamiento e inmediatamente se dan los robos a casas habitación, “todo se roban, hasta lo que esté en los patios de las casas, el cableado del alumbrado, las tapas de las alcantarillas”.

El grupo ciudadano de vigilancia también hacen labores de acompañamiento de los vecinos que llegan y se retiran, pues para llegar al fraccionamiento tienen que caminar unos 500 metros sobre una brecha que está rodeada de maleza.

Por su parte el Presidente del Movimiento Estatal Ciudadano, Fredy Torres Mar, quien reside en ese fraccionamiento, aseguró que la vigilancia permanecerá, hasta que las autoridades de seguridad decidan implementar, implementar operativos más continuos en ese sector, pero sobre todo que se comprometan con la seguridad ciudadana.

Subrayó que en caso de detener a un delincuente, éste lo entregarán a las autoridades policiacas con el propósito de que se le finquen responsabilidades.

“No se trata de hacer daño, se detienen si es posible y se entregan a las autoridades correspondientes”, manifestó.