Sociedad

Guerrero se previene para minimizar impacto de fenómenos naturales 

El gobernador de la entidad, Ángel Aguirre Rivero encabezó una reunión con funcionarios federales para delinear el programa de acciones preventivas para hacer frente a los fenómenos naturales.
Enrique Villagómez/Corresponsal
05 mayo 2014 13:8 Última actualización 05 mayo 2014 13:28
Etiquetas
Desastres naturales

Durante la reunión se planteó crear un mapa de riesgo de ríos y lagunas para tomar acciones preventivas y hacer obras de mitigación. (Archivo/Cuartoscuro)

ACAPULCO. El gobierno de Guerrero, en coordinación con delegaciones federales, pusieron en marcha una serie de acciones preventivas que ayudarán a minimizar el impacto que puedan provocar los fenómenos naturales en esta entidad.

A pesar de que la Subsecretaría de Protección Civil en el estado, dio a conocer el debilitamiento del sistema de baja presión que había surgido en el Océano Pacífico, las autoridades informaron que se mantiene la vigilancia sobre dicho fenómeno hidrometereológico debido a que podría regenerarse y evolucionar a ciclón tropical en el transcurso de la semana.

Ante ello, el gobernador Ángel Aguirre Rivero y la Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga Delgado, encabezaron una reunión de trabajo con funcionarios federales y estatales, con quienes delinearon un programa de acciones preventivas para hacer frente a esta clase de desastres naturales.

Entre esas acciones se contempla la instalación de 60 albergues indígenas en la zona de la montaña, y el desarrollo de una campaña intensa de prevención civil utilizando las lenguas maternas de la región.

Asimismo, la Secretaría de Gobernación señaló que ya tiene preparado un programa preventivo para atender las primeras necesidades que se pudieran presentar durante una contingencia, y se planteó la posibilidad de crear un mapa de riesgo en ríos y lagunas con el objeto de tomar acciones preventivas y hacer obras de mitigación.

Otros compromisos que asumieron los delegados de las dependencia federales fue el de tener listas despensas, agua, cobertores, colchonetas y carretillas, entre otros enseres, además de destinar alrededor de 55 millones de pesos para la limpieza de canales y barrancas tanto en Acapulco como en Chilpancingo.

El delegado de CONAGUA en la entidad, Humberto Gastelum Espinoza, informó que los trabajos para desazolvar las presas y resumideros en Chilpancingo, Tlacoapa y Tixtla, continúan y quedarán listas antes del inicio de la próxima temporada de lluvias.

Por su parte, el delegado de SEDATU, Héctor Vicario Castrejón, señaló que se trabaja intensamente en la reconstrucción de viviendas afectadas por la tormenta tropical Manuel, y que en esas obras participan 54 empresas de las cuales 43 son guerrerenses, con lo que se cumple el compromiso de dar prioridad a constructoras de esta entidad.